sábado, 25 de febrero de 2017

234. Manual para aprender a botar basura


Vivimos en un mundo cada vez más descuidado con el entorno que nos rodea. No hace falta salir muy lejos para ver cómo hay basura desparramada por las calles, los pasajes, las plazas y en sinfín de lugares, incluso en donde existen basureros como para botar los desperdicios. Es una sociedad tan cochina y sucia, que incluso algunas veces me da rabia y asco ver cómo la gente contamina como si fuera la cosa más normal.Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.

Y si bien es cierto que pareciera ser que botar basura en la calle es normal en este mundo, en realidad estamos haciendo lo contrario a lo que el propio Dios, quien nos creó, dio como mandato a los seres humanos cuando dijo que lo cultivara y lo cuidara (Génesis 2:15). Pareciera ser que no mucha gente toma en cuenta eso o, si lo tomara en consideración, no lo demuestran con hechos.

Pensando en que es mera ignorancia de las personas, o suponiendo que la gente NO SABE qué hacer con la basura que transporta mientras va por la calle, he decidido crear el "Manual para aprender a botar basura", un práctico instructivo cuya finalidad es educar de manera entretenida cómo y dónde botar los residuos que ya no nos sirven. Ponte cómodo: quizás algunos datos te interesen.

¿Por que botar la basura donde corresponde?


Casi todo el mundo concuerda en que botar nuestros desechos en la calle constituye una grave falta a la limpieza, y es cochino y malo hacer eso. Y es que pareciera ser que la mayoría no toma conciencia de lo grave que es ensuciar nuestro entorno. Tiempo atrás, en el año 2011, en el artículo "¡Peligro! Chanchitos en la vía Pública", les comentaba el tiempo que se demoran algunos desechos en ser degradados y que finalmente desaparezcan. Entre los mencionados, destacan la botella de plástico (de 100 a 1000 años), un vaso desechable (1000 años), una botella de vidrio (4000 años), una pila (1000 años) y una bolsa de plástico (como las de los supermercados, 150 años). Te recomiendo que leas ese artículo.

Siguiendo estos parámetros, podemos deducir que la primera bolsa plástica que fue tirada a la vía pública, si nadie la ha recogido, aun anda dando vueltas, y tendrá sus buenos años antes de que desaparezca de una buena vez.

De ahí la necesidad de botar la basura en los lugares habilitados. Es cosa de cultura: saber dónde botar nuestros desechos para que lleguen a buen puerto, ya sean pilas, vidrios, papeles, cartones, etc; cosas que son reciclables. Aparte, mejoraremos nuestra calidad de vida al mantener una ciudad limpia, sin contaminación, y agradable a la vista. A poco creen que es muy bonito y saludable vivir en una ciudad cochina, una ciudad que es ensuciada por sus propios habitantes. Qué ridículo, ¿no?


Y lo peor: después nos quejamos que la ciudad está sucia y que por qué no ponen áreas verdes y bla bla bla. Si queremos una ciudad limpia, partamos por casa. Nosotros debemos ser limpios con el entorno, y esa actitud debe ser contagiosa para que todos lleguemos a ser cuidadosos con nuestros desechos, desde la basura que acumulamos en casa y necesitamos botar, hasta una miserable colilla de cigarros o un chicle que tiramos al piso.

Por último, la contaminación de este tipo, aunque no lo creas, contribuye al calentamiento global. Pero de eso hablaré en otra ocasión. Por lo pronto, puedes leer este pequeño manual para que todos sepamos cómo se debe botar la basura que producimos. Tomemos nota, entonces, de cómo botar como corresponde

Manual para aprender a botar basura

En estos sencillos pasos todos nosotros aprenderemos a botar basura como debe ser. Aquí vamos:

1. Todos tenemos derecho a comer alguna golosina en la calle, de estos que compramos en kioscos o negocios. Pero eso no nos da derecho a botar los envoltorios en la vía pública. Por eso, siempre bota la basura en los basureros que encontramos en las calles. Si no hay ninguno cerca, por favor, guárdalo en el bolsillo hasta que encuentres uno o, en su defecto, bótalo en el basurero de tu casa.

2. Si recibes un volante en la vía pública no lo tires al piso. Si no te interesa el volante, se amable y no lo recibas, agradeciendo que quieran entregártelo. Si lo recibes y lo lees, guárdatelo o bótalo en un basurero, como corresponde.

3. Nunca debes botar basura desde dentro de tu auto hacia la vía pública. Aparte de ser cochino e ir en contra de la ley, podrías ocasionar un accidente si tiras una cáscara de plátano por la ventana, al estilo Mario Kart.

4. Si masticas chicle, y deseas botarlo, pon el chicle dentro de un pañuelo desechable, y bótalo en un basurero. Apuesto que te es desagradable pisar un chicle por culpa de un desubicado que llegó y lo tiró al suelo, ¿verdad?

5. Aprende a reciclar: hay varios negocios dedicados al reciclaje de cartón o de papel. Averigua dónde puedes llevar tus kilos de papel y cartón. Ganarás por partida doble: contribuirás al reciclaje de tu basura, y de pasada ganarás algo de dinero.

6. Nunca dejes tu basura en bolsas desparramadas por la calle. La gente tiende a copiar a los demás, y si ven a alguien tirando basura en un poste, los demás harán lo mismo, creando microbasurales llenos de enfermedades e infecciones. Espera que pase el camión recolector de basura y ellos se encargarán de los desechos.

Espero que con este sencillo manual podamos todos entender que botar basura como corresponde es tarea de todos: así tendremos un planeta más limpio y lindo para disfrutarlo.

2 comentarios:

  1. Primer artículo que leo, y ya me pregunto dónde estuvo todo este tiempo. - Escondido, claro está, como lo están tantos tesoros, esperando a su reclamador afortunado, como yo lo soy, el día de hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Desconocido. Gracias por tu comentario. Qué bueno que te haya gustado mi artículo, y que lo consideres como un "tesoro". Espero que, para la próxima, puedas dejarme tu nombre y así mi respuesta será más personalizada.

      Gracias por tu visita y no dejes de leerme.

      Eliminar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones, tanto por medio de Facebook (el formulario está un poco más arriba), por medio de tu cuenta de Gmail, o de forma anónima (en el formulario más abajo. Agradecería que me dejaras tu nombre).

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D