033. Mi vida post media

¿Nadie se ha preguntado "¿Qué ha sido de Francisco después de la Media?"? Pues ya saben que estoy estudiando Pedagogía en Español en la Universidad de Concepción. Pero... quisiera contarles a grandes razgos qué ha sido de mí cuando entré a clases.

Debo reconocer que el primer día de clases sencillamente no fui porque nunca encontré la sala 210 de la Facultad de Educación. Claro, pregunté como cuatro veces dónde quedaba esa burrada de sala. Estuve una hora buscándola pero no la hallé. Cansado y enojado, me devolví. Claro, no podía quedarme sin ir a clases. Me demoré 2 semanas en adaptarme a este nuevo mundo... mundo que a toda costa quise evitar, pero que no me resultó.

De a poco comencé a conocer a mis nuevos compañeros... y de a poco me comencé a aprender las salas, jeje. El primer mes fue un desastre... no entendía nada. Hacían repasos de la enseñanza media, pero yo nunca había visto esas cosas en mi vida. No estoy diciendo que los profes de mi ex-colegio son malos, porque no lo son. Quizás no alcanzaron a pasar todo el contenido en los cuatro años. 

Abril... podríamos decir que fue el repunte. Ya me comenzó a ir mejor en los certámenes y exámenes... claro, no eran excelentes notas, pero mejor que en marzo. Y cuando estaba de lo mejor, ya completamente acostumbrado a esa burrada de Universidad... ¡Zas! Nos vamos a paro el 30 de abril. Todos pensábamos que no duraría mucho... craso error. Casi dos meses sin nada de clases. Nos atrasamos enormemente y todo lo que me había costado acostumbrarme al ritmo de la Universidad lo olvidé.

No crean que estuve holgazaneando en casa. Aproveché de pasar materia al limpio y, por supuesto, predicar las buenas nuevas del Reino de Dios (Mateo 24:14; 28:19,20). El jueves pasado volví a clases... y ahora ronda por mi mente la idea de abandonar la Universidad porque no está hecha para mí. No soy Universitario, aunque me esfuerze por serlo. Quizás los que lean este artículo encuentren que soy idiota por desaprovechar la oportunidad de conseguir mejores condiciones económicas. ¿Qué acaso esas riquezas me salvarán en el día del fin? Obvio que no. ¿Qué hace un cristiano gastando su juventud en estudiar más y llenarse la mente de filosofías y materias que casi ni usaré?

Dudo mucho conseguir trabajo. Pero, obviamente, no quiero ser un vago. Y es lógico. Nadie piensa mantenerme. Pero, ¿acaso puedo dudar de que Dios me dejará solo? Recuerden: "Sigan, pues, buscando primero el reino y la justicia de Dios, y todas estas otras cosas les serán añadidas" (Mateo 6:33 TNM). Por lo menos puedo desahogarme aquí. Anda a decirle a mi padre que quiero abandonar la "U". Ya tendría dos dientes menos... mmm... creo que exagero. Pero lo más probable es que me va a decir unas cuantas cosas. Pero, ¿qué más da? Prefiero eso a malgastar mi juventud en cosas que simplemente son vanidad...

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Hola de nuevo!! Uxis mi niño que lata que no te aostumbres a la Universidad, me imagino que debe ser muy complicado, pero acuerdece que Jehová nos da las fuerzas necesarias para seguir luchando contra este sistema, no queda mucho Fran, asi que hartuu animo!!
    Acuerdate que Jah recompensara todos los esfuerzos que haces por servirle, y no tengas dudas que a los ojos de el, eres un joven valiosisimo... Siga tal como es, pork eres una persona increible!!
    Uhh Te Quiero Millones, nu lo olvides nunka...
    Alejandra Delarze

    ResponderEliminar
  2. ough se me borró todo lo que tenía escrio!!!! =(
    Te resumiré:
    Comprendo por lo que pasas, pero no totalmente pues no estoy en la U, pero si realmente sientes que no debes estar ahí, retírate, pero Dios quiere que seas exitoso en lo que queda de mundo, y por algo estás ahi, quizá hay algún compañero que necesite de la palabra y tú eres instrumento para hacer llegar la esperanza de Jesús.
    Acuérdate que nosotros estamos en el mundo, pero no somos del mundo.
    Yo también me pregunto si es necesario aprender tanta historia y tantas fórmulas y párrafos, y bla blah, es un invento del hombre hacer creer que eso sirve para nuestra vida, pero no es algo trascendente.

    Ojalá tomes la decisión correcta y oraré por ti, chaito!

    ResponderEliminar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D