364. Nostalgia - Parte 6


¿Has sentido alguna vez que pasas por algún lugar, o ves alguna foto, o escuchas alguna canción, y se te vienen a la mente recuerdos de tu niñez o adolescencia? Puedo decir casi sin dudarlo que a todos nos ha pasado en alguna oportunidad. De hecho, muchas canciones que escucho me llevan a episodios muy lindos de mi vida cuando chico. En esta sexta parte de Nostalgia haremos un viaje a mi niñez desde otra perspectiva. Hoy les hablaré de lo que sucedió en 1998, cuando, con mi familia, fuimos de vacaciones a Chiloé. Presten atención.

Nota: no hablaré del viaje propiamente tal, ya que se viene la sección "Vacaciones" donde relataré todos mis viajes entre 1997 y 2018. Más bien, apelaré a la nostalgia de aquellos viajes más que el viaje en sí, y de cómo todo termina de una forma que no me esperaba.

Mi primer viaje a Chiloé

En el año 1998, con tan sólo 7 años, con mi familia fuimos por primera vez a la isla de Chiloé, en la región de los Lagos. Hace un tiempo les relaté sobre Ancud, una de las ciudades de la isla, cuando la visitamos Carla y yo el 2018. Pues bien, tengo muy lindos recuerdos de ese viaje. Lo pasamos super bien. Estas vacaciones, eso sí, fueron algo distintas. Claro, porque no fuimos solos.



Fuimos con otra familia. Don Victor, su esposa Angélica, y una de sus nietas: Andra, que tenía la misma edad que yo: 7. Todos juntos nos embarcamos en esta aventura. Y, claro está, yo me sentía contento porque Andra iba con nosotros, ya que al tener la misma edad, podíamos jugar sin parar.

Dicho y hecho: jugamos sin parar XD

Con Andra (ambos de 7 años) muy tristes jugando en el agua XD

Recorrimos toda la isla. También estuvimos en Puerto Montt, en los Saltos del Petrohué y en Puyehue. Lo pasamos super duper todos juntos. Si mal no recuerdo, acampamos en todo el viaje, haciéndolo más emocionante aun. Hasta el día de hoy me encanta acampar. Cuando les relaté la historia en La Polla de Rafael, en ese lugar acampamos mi esposa y yo.

Han pasado 22 años y...

En abril pasado (22 años después del viaje) comencé a traspasar todas las fotos físicas que mis papás poseen a formato digital mediante mi escaner hogareño. Ver todas esas fotos causan una nostalgia increíble. Y si a eso le sumas escuchar la música que tocaban en esa época, más nostalgia sientes. Por poner un ejemplo: cada vez que escucho a Eros Ramazzotti, mi cerebro viaja a las vacaciones veraniegas que teníamos como familia, porque siempre escuchábamos a ese artista cuando íbamos en la carretera. Tantos lindos recuerdos de una época que no volverá...


Pues bien, avanzando en mi tarea de digitalizar fotos, me encontré con las de las vacaciones anteriormente citadas. Me puse a verlas hasta que hallé a Andra, mi amiguita de viaje por aquel entonces. Me pregunté: "¿Qué habrá sido de ella y sus abuelos?" Así que atiné a buscarla a ella. ¿Y por qué no a sus abuelos? Me imaginé que no tendrían redes sociales, por lo que sería muy difícil hallarlos. Andra tendría la misma edad que yo, por lo que debería tener Facebook. Así que la busqué por su nombre... total, ¿cuantas Andra habrán en Concepción?

¿Y qué creen? La hallé. Y cuando me contacté con ella, se acordó de inmediato de mi. Así que nos pusimos a charlar y a recordar esos momentos de las vacaciones. De hecho, me contó que sus abuelos tienen fotos de ese viaje que yo nunca he visto. Así que estoy ansioso por verlas.

¿Quieren saber los detalles de ese viaje? Pues próximamente les relataré todas mis vacaciones, desde 1997 a 2018, tal como lo intenté hacer con las del 2008, y que nunca terminé :P ¡Hasta un siguiente artículo!

Publicar un comentario

0 Comentarios

Cool Blue Outer Glow Pointer