353. ¡Ochenta años ya!

Ochenta años no se cumplen todos los días, ¿verdad?
Escucha este artículo:


¡Cómo quisiera llegar a vivir ochenta años! Claro está, tampoco quiero llegar a esa edad y tener los achaques propios de la vejez, por lo que tengo una linda esperanza de que no será así (en otra ocasión les hablaré de eso). Lo cierto es que no todos los días se cumplen ochenta años, ¿no? Pues hoy quiero hablarles de dos personajes que ya llegaron a esa edad y, aunque parezca increíble, no envejecen. ¿Cómo así?

Es así porque no son personas de la vida real, sino animales. Sí: dos animales. Un ratón, muy astuto, y un gato, que se muere por perseguir al ratón. Sus nombres: Tom y Jerry.

Hace ochenta años, en febrero de 1940, se lanzó el primer corto de estos queridos personajes. Imagínense: han pasado ocho décadas, y siguen tan vigentes. Eso no lo hace cualquiera. Sólo lo lograron sus creadores, William Hanna y Joseph Barbera, la dupla Hanna y Barbera. Dibujos hechos a mano y música instrumentalizada que calza perfectamente con las escenas de cada capítulo. Es, sencillamente, una obra maestra.

En los inicios de mi blog hablé brevemente de estos dibujos animados que, sin dudas, marcaron mi infancia (Artículos 057 y 047). Y seguramente las de miles, millones de personas más, incluyendo probablemente la tuya. Y de seguro que Tom y Jerry seguirá vigente por muchos años más, con su humor sano que dista mucho del actual entretenimiento que existe hoy. Les dejo un vídeo con algunos buenos momentos de estos dibujos, para que lo disfruten. Hasta un siguiente artículo.


Suscríbete a mis artículos
Ingresa tu correo y cuando publique nuevos artículos te llegarán a tu bandeja de entrada ^^

2 Comentarios

  1. Respuestas
    1. Unknown: Gracias por tu comentario. Sé quién eres, así que diré que es un PEDAZO de comentario XD Jajajjaja

      Saludos Marcelito :)

      Eliminar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D