lunes, 5 de agosto de 2019

341. Nacionalismo, parte 1

Nota: Amigos y lectores de mi blog. Ya está habilitada la caja de comentarios de Facebook para que puedas comentar usando tu cuenta de esa red social. Es muy fácil. Lee el artículo y, al final de este, encontrarás la caja para comentar. ¡Los espero!

Brasil campeón (Tomado de Wikipedia)
Hace un tiempo atrás terminó la Copa América, torneo de futbol donde se enfrentan diez países sudamericanos más dos invitados, y en donde todos aspiran a ser los campeones: ser los mejores de América. Años atrás hablé un poquito sobre esta copa, y lo incómodo que resulta cuando tu país gana y quieres seguir con tu vida normalmente, sin poder hacerlo porque todos celebran, no respetando tu derecho a no hacerlo.
Pero, fuera del espectáculo que se ve en estas copas (yo vi varios partidos de la Copa América), hay un sentimiento en común que impregna, no solamente este torneo, sino cualquier competición en general. Con ustedes, el nacionalismo.

¿Qué es el nacionalismo?

Buscando en internet (basta con poner "nacionalismo" en Google para hallar el significado) podemos averiguar qué es el nacionalismo. Es un "apego especial a la propia nación y a cuanto le pertenece". Este apego, por lo general, es exacerbado, exagerado, y muy orgulloso. De ahí que la definición no se limite a decir que es un "apego a la propia nación", sino un "apego ESPECIAL a la propia nación". Es más que un respeto por el lugar donde nació, sino un amor descontrolado por el país en el que reside. Y, casi en la totalidad de los casos, el nacionalismo va acompañado de un sentimiento de superioridad por sobre los demás países, sólo por el hecho de haber nacido en cierto lugar.

Una de las razones por la que van a la guerra es el amor exagerado por la patria: Nacionalismo
¿Tiene sentido que yo me crea superior que un argentino, estadounidense, vietnamita o australiano, sólo porque soy chileno? Es un total absurdo, pero así sucede. De hecho, muchos de los conflictos bélicos tienen como fundamento un nacionalismo profundo. Un amor a la nación donde uno vive tan grande que los demás son enemigos y hay que destruirlos, como si los de la otra nación no fueran tan personas como nosotros. Es fuerte: pero es la realidad. Se matan por un sentimiento inútil y que no tiene ningún sentido ni valor.

El nacionalismo en la Copa América

En el futbol siempre hay dos bandos. Eso tiene que ser así porque sino no habría partidos. Pero cuando se enfrentan dos selecciones, cada una representando a su país, cada uno se pone del lado del país donde vive o nació. Pero, secretamente, hay una división entre países que va más allá de los futbolístico. No hace falta ir muy lejos para hallar eso. Basta simplemente con ver cualquier vídeo de youtube donde se enfrenten dos países en un partido, y leer los comentarios.

Por poner sólo un caso, en un vídeo de youtube sobre el partido entre Argentina e Inglaterra por el mundial de 1986, estaba este comentario:


Su comentario muestra, por lo menos, dos cosas absurdas. Primero, y la que más me preocupa: asegurar que Dios les otorgó la oportunidad de vengarse de los ingleses, como si Dios tuviera tiempo para estar pendiente de un partido de fútbol. Y segundo: el partido claramente tomó tintes políticos y militares, puesto que años antes, como se menciona en el comentario, ocurrió la Guerra de las Malvinas. Bueno, las respuestas eran un debate político más que un análisis del partido. Otros comentarios en el mismo vídeo hablan del odio que sentían Mexicanos y Bolivianos por Argentina, entre otras cosas que no merecen ser mencionadas.

Si te dedicas un poco, de seguro hallarás vídeos de la Copa América de este año donde hay un odio y una rivalidad entre países: un nacionalismo totalmente desproporcionado, aunque, a mi criterio, el nacionalismo en sí es una desproporción al por mayor.

Pero, aunque no lo creas, el nacionalismo se puede ver en lugares y situaciones que uno no se espera, y que sinceramente te dejan perplejo. En la segunda y última parte te hablaré de ello. ¡Espero tus comentarios! ¡Saludos!

4 comentarios:

  1. Estimado, le informo que mas del 67% de los que participan en guerras son civiles que son reclutados según la estadística de un grupo clandestino apartado de la onu. Y veo que te lo tomas todo literal, el tonto del comentario quizo decir que gracias a "dios" (entre comillas porque yo puedo agradecer a Dios por lo que sea) pudieron ganarles a ellos. Hablas por hablar amigo, si no estas bien informado y tu fundamento para hablar es la Wikipedia estas equivocado mi estimado. Solo aciertas a que la gente es orgullosa en donde reside y nació, pero en lo demás no estas ni cerca, te lo digo yo, tengo un titulo de pedagogía en historia y ciencias sociales. Saludos y espero que en tu parte 2 estes informado y des ejemplo y no tires al achunte la información

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandro: gracias por tu comentario.

      Es muy interesante lo que comentas. Lo primero que me llama la atención es que criticas mi artículo porque uso como fundamento Wikipedia (cosa que jamás mencioné). Sin embargo, tu estadística, que el 67% de los que participan en guerras son civiles que son reclutados (cosa que no tiene que ver con mi artículo, ya que no hablo de quiénes participan en las guerras ni cómo entran, sino del nacionalismo que se palpan en los conflictos bélicos y en el odio entre las naciones por cosas superficiales) se basa en "un grupo clandestino apartado de la ONU". Esa fuente no es digna de confianza, ya que ni siquiera mencionas a ese grupo "clandestino" que tanta confianza te da a ti como para citarlo.

      Lo del comentario de youtube, creo que el que lo saca de contexto eres tú: el agradece a Dios que le haya dado la oportunidad de vengarse de los ingleses, y eso no puede tomarse de otra forma que no sea literal, sencillamente porque ESO DICE EL COMENTARIO.

      Por último, el título de pedagogía en historia y ciencias sociales no viene al caso. Yo no soy un pedagogo: en este artículo doy a conocer lo que yo pienso, y es mi opinión meramente personal que, dicho sea de paso, es muy cercano a la realidad.

      Gracias por pasearte por acá. Hay más artículos que pueden ser de tu interés. Puedes leerlos en la sección "Archivador" en la versión de escritorio de mi blog. Saludos.

      Eliminar
  2. Panchito: siempre tan asertivo con tus artículos. Me gustó mucho lo conciso de lo que escribiste. Espero con ansias la segunda parte. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Wladimir: gracias por tu comentario. Qué bueno que te haya gustado. En algunos días más publicaré la segunda parte para que la leas. ¡Saludos!

      Eliminar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones, tanto por medio de Facebook (el formulario está un poco más arriba), por medio de tu cuenta de Gmail, o de forma anónima (en el formulario más abajo. Agradecería que me dejaras tu nombre).

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D