340. El tiempo es oro

Hay algo que no se puede comprar con dinero, y que si lo dejamos pasar nunca lo recuperaremos. Se trata del tiempo. El tiempo pasa, y pasa muy rápido. Prueba de ello es que me falta poquito para llegar a la barrera de los 30 años. ¡Increíble!

Pero, el motivo de hablar del tiempo no tiene que ver con mi edad, sino con el relativo abandono que tiene mi blog en estas últimas semanas, y no solamente mi blog, sino también mis redes sociales.Y es que he estado muy ocupado en mis quehaceres. Trabajo como repartidor en una conocida empresa de reparto a través del celular. El tiempo libre lo dedico entre mi familia y mis actividades espirituales, por lo que no me queda mucho tiempo para atender mi blog.

Por lo tanto, durante el resto de este año, o por lo menos hasta que tenga más tiempo, la cantidad de artículos será mucho menor que en la temporada pasada. Y no es que quiera dejar botado Donde Panchito. La idea de mantener este blog a lo largo de los años hasta llegar a anciano sigue, pero también debo vivir mi vida y despegarme un poco de la tecnología.

Seguirán viendo artículos nuevos. Seguirán viendo actualizaciones en mis redes sociales, pero serán menos que en meses anteriores. Quiero aprovechar bien mi tiempo, que vale oro, y que no se recupera si la malgastamos.

Bueno, eso quería contarles. Creo que merecían una explicación acerca del por qué no escribía de hace tiempo. ¡Saludos para todos!

___

Publicar un comentario

0 Comentarios