305. La olimpiada, capítulo 4

Share:

<< Capítulo 3

Amanece sobre la ciudad de Atenas. Después de una álgida noche, donde hubo prácticamente de todo, es hora de que el emperador Alejandro se reúna nuevamente con sus asesores y principales, para coordinar los pasos a seguir luego del intento de asesinato de Constantine en contra del emperador.

- Señores - comenzó hablando Alejandro -. Lo sucedido anoche fue una locura. Una aberración que no debió suceder, pero que finalmente pasó. Aun no logro comprender cómo es posible que los dioses hayan aprobado el esperar a las olimpiadas para poder acabar con este muerto de hambre. ¡Intentó matarme anoche mientras amenazaba con matar a quien se le cruzase por su camino...
- Mi señor - respondió Vasilios -: entienda de una vez que la sabiduría infinita de los dioses es muy superior a la nuestra. No podemos cuestionar las decisiones que tomen referente a cualquier tema del que se les inquiera consejo. Si Zeus...
- ¡No tiene sentido! - interrumpe Alejandro - Mi esposa también habla con los dioses, y ellos le dijeron que no se venían tiempos mejores si manteníamos con vida a Constantine.
- Es verdad, pero también indicaron que la voluntad de ellos es que sea sacrificado en las Olimpiadas. Si no llevas a cabo su voluntad, ten por seguro que serás azotado por sus plagas.
- Eso también es cierto... 
- A todo esto, emperador - indica Obelius -... ¿dónde esta ese infeliz ahora?
- Está de nuevo en su celda, totalmente encadenado y custodiado por treinta soldados reales. Espero que eso sea suficiente. Por ahora no he recibido informes de que haya intentado escapar.
- Eso es bueno... pero, ¿qué harás?
- Lo que los dioses han ordenado. Llevaremos a Olimpia a este fulano, y lo sacrificaremos a los dioses - se para de su asiento -. Ha llegado la hora de que sea ejecutado, y que yo, desde mi palco real allá en las olimpiadas, pueda disfrutar cada segundo con la agonía y muerte de Constantine. Ahora, si me permiten, cambiemos de tema y hablemos de cómo van los últimos preparativos de las olimpiadas.

Durante ese día, un centenar de soldados se encargan de que Constantine sea trasladado a Olimpia, para que sea muerto en batalla y sacrificado a los dioses. Ese mismo día, Alejandro y sus principales, así como muchas personas, emprenden el viaje a Olimpia, para disfrutar de más de 100 días de juegos y fiesta. Lo que nadie sabía, es que estas olimpiadas serían inolvidables... tanto para Alejandro como para quienes iban con él.

____________
Nota: recuerda que esta obra, compuesta de varios capítulos, tiene licencia y no puede ser plagiada. Más información en el apartado Licencia y condiciones de uso.
Nota: la imagen al principio de este escrito está tomada Guía de Grecia.

No hay comentarios.

¡¡Muchas gracias por haber leído este artículo!! ¿Te gustó? ¿Quieres comentar algo con respecto a lo que escribí? ¿O quizás alguna crítica constructiva? ¡Adelante! Puedes dejar tus impresiones con total confianza. Para ello puedes hacerlo a través del formulario Blogger que se presenta a continuación. Para comentar, deberás cumplir estas sencillas reglas:

a) Tu comentario debe ser con respeto, sin groserías ni frases de doble sentido.
b) Muéstrame lo mejor de tu ortografía (no quiero descifrar jeroglíficos).
c) Comentarios en contra o a favor de alguna religión o partido político serán eliminados de manera inmediata.

Donde Panchito no se hace responsable de los comentarios emitidos por terceros, puesto que no reflejan su pensamiento. Por último, recuerda que todo comentario será respondido por mí mismo, por lo que, si dejas tu comentario, vuelve en un par de días para ver la respuesta :)