domingo, 29 de enero de 2017

232. "¡Fuego!", parte 1

El sol... un aliado algunas veces, un villano en otras...
Verano... Luego de un año agotador, qué genial es disfrutar de días soleados y agradables, ricos para ir a la playa, al río o salir de vacaciones a conocer nuevos lugares. Pareciera ser que el verano es la mejor época del año y, aunque en cierto sentido lo es, no podemos eludir el hecho de que justamente en estas fechas (acá es Verano, si eres del hemisferio norte claramente estás en invierno) ocurren los temidos incendios forestales.

Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.
Chile es un país que constantemente sufre por culpa de la naturaleza, ya sea terremotos, maremotos, inundaciones, olas de calor o erupciones volcánicas. Basta mencionar el terremoto de Valdivia de 1960, la erupción del volcán Chaitén el 2008, el terremoto de Concepción de 2010 o las inundaciones de Copiapó el 2015, por mencionar algunos. Pero, lo que estamos viviendo en estos últimos días es, literalmente, un infierno.

Las llamas: devoradoras de bosques y casas

Dicen que los incendios que hay hasta la hecha (son más de 100) son los más grandes en los últimos 50 años. Incluso hasta aseguran que son los peores en la historia de Chile. Vaya a saber uno. Pero lo cierto es que el panorama es desolador. Y en un 99.9% de los casos, los incendios son provocados por los mismos seres humanos. Entonces, cabe preguntarse, ¿cómo una especie que se dice ser inteligente como los seres humanos, puede cometer semejantes tonteras en contra de ellos mismos?

Cierto: Dios nos creó inteligentes. Pero somos imperfectos, y hacemos las cosas mal. Aparte, por naturaleza (por ahora) tendemos a ser malos. Y algunos se descargan transformándose en pirómanos. Queman bosques a destajo como si sobraran, y con eso queman los recursos de miles de familias que gracias a esos bosques (sean forestales o no) pueden llevar el sustento a sus hogares.

Pero, como si no fuera suficiente quemar bosques, el viento y la poca humedad incrementan la fuerza del fuego, que avanza sin control, pese a los esfuerzos de los bomberos y brigadas forestales que, cual David, intentan ganarle a este gigante Goliat, antes de que lleguen a las casas.

Dios nos creó como seres inteligentes, pero algunas veces eso no se nota mucho. (imagen tomada de nuevatribuna.es)
Lamentablemente, eso ya pasó. Se han quemado decenas de casas y la cosa no para. Esta semana ha habido una ola de calor que llegó hasta los 44,9º en Bulnes. Sí, leíste bien, casi 45º. Y puedes imaginarte que la cosa no ha estado nada de bien durante estos días. Entonces, otra pregunta: ¿Qué ganaron esos tipos que queman bosques? ¿Alimentan su felicidad, su ego, su orgullo? ¿Les pesará la conciencia los 11 muertos que ya hay por culpa de ellos a la fecha?

Chile, país de incendios

Esta no es la primera vez que nos enfrentamos a incendios. Hace unos años en Valparaíso quedó la escoba con un incendio forestal que llegó a la ciudad y quemó un par de cerros (y sus casas, claro). Últimamente se ha repetido esto, pero en menor escala. Más atrás en el tiempo, en Quillón, quedó la santa toletole por un incendio que se extendió por semanas. Aun lo recuerdo, ya que el humo llegaba a Concepción y era desesperante.

Con los incendios mueren árboles, vegetación y animales. Se pierden casas, trabajos y vidas humanas. ¿De verdad quienes comienzan con estos incendios creen que tienen algo de bueno? ¿Será que les falta cerebro como para concluir que lo que hacen es una estupidez? Chile es un país que todos los benditos años sufre de incendios. ¿Cuándo se irán a acabar? ¿Cuando ya no quede nada más para quemar? Da para pensar.

Algo digno de destacar es el hecho de la ayuda que se ha recibido para los voluntarios que intentan apagar el incendio. Un ejemplo de ello es un restorant que ofreció comidas gratis a los bomberos y voluntarios de CONAF (Corporación Nacional Forestal) que estaban trabajando en sofocar las llamas. 

Cuidemos este regalo de Dios

La Tierra fue creada para ser disfrutada, no para ser destruida por el hombre (la foto corresponde a la com. de Yungay)
Por favor, seamos conscientes de que somos responsables de la tierra en que vivimos. Somos tan inteligentemente tontos que la quemamos, la ensuciamos, la explotamos y hacemos lo que queremos con este lugar que amorosamente Dios nos regaló. Y ojo: no hay que ser un pirómano empedernido como para provocar incendios. Basta con un irresponsable que arroje una colilla de cigarro por la ventana de su auto a la berma para que se desate un infierno (más adelante hablaré de los fumadores).

Si queremos disfrutar de este lugar llamado Tierra, debemos ser consecuentes con nuestros actos: no botar basura en la calle, no ensuciar el agua, no quemar bosques. Si así lo hacemos, tendremos la felicidad de tener la conciencia tranquila de que estamos haciendo lo humanamente posible hacer de este planeta, un mejor lugar para todos.

Hasta aquí iba a ser el artículo que iba a publicar a mediados de semana. Sin embargo, el miércoles sucedieron cosas que ameritan que haga un especial. El 2010 viví en carne propia uno de los peores terremotos de la humanidad. Esta semana que ya se va, viví en carne propia el peor incendio del que se tiene registro en Chile, puesto que las llamas llegaron a la ciudad donde yo vivo. Se los contaré en la segunda parte del especial titulado "¡Fuego!". Hasta entonces.

sábado, 21 de enero de 2017

231. ¡Cuidado al comprar por internet!


Comprar por internet... ¿Quien se iba a imaginar eso hace unos 20 ó 25 años atrás? Hoy en día muchas cosas se pueden comprar a través de la web y te las dejan en la puerta de tu casa. Yo, de hecho, he comprado y vendido de esa forma, y suele ser muy rápido. Me gusta esa forma de compra y venta. Las empresas del retail entienden eso y hacen ofertones por internet para incentivar la compra on line.Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.

Pero, lo que les voy a contar es algo que me pasó el año recién pasado. Es algo que, si bien es cierto se solucionó, da cuenta de que, a pesar de que tiene sus ventajas comprar por internet, hay que tener cuidado para no encontrarse con sorpresas más adelante.

Buscando un netbook por internet

Hacia mediados de la década pasada irrumpieron en el mercado una derivación de los computadores personales, más conocidos como notebook, pero en versión más pequeña. Surgían como un ave fénix los llamados netbooks, que tenían la ventaja de ser más fáciles de portar, aunque no contaban con lector de CD/DVD. Estos aparatos duraron un tiempo hasta que las tabletas se metieron y los sacaron del mercado. Por lo menos, yo nunca más vi un netbook en alguna tienda a la venta.

Yo andaba en busca de una de esas. A pesar de que poseo una tablet windows 10, buscaba un netbook para poder tener la movilidad de, por ejemplo, escribir en mi blog en cualquier lugar. Así que me metí a Mercado Libre (para qué dar una definición de ese lugar, creo que todo el mundo lo conoce) en busca de uno... y lo hallé.

El netbook que compré
Leí las características y me parecieron más que suficientes para lo que lo necesitaba, así que lo compré. Tenía la opción de "Mercado Pago", usando una tarjeta de crédito. Como yo no tengo una, mi padre accedió a prestarme la suya y la pagué en 3 cuotas. Me contacto con el sujeto que me lo vendió y me dice: "No, amigo. No acepto mercado pago porque da muchos problemas. Déjame devolverte el dinero y mejor me pagas en efectivo o transferencia". "Está bien", le respondí. Me envió un pantallazo indicando que me habían devuelto el dinero a la cuenta de mi padre. Luego de eso, le hice una transferencia a su cuenta en el banco. Él me envió el netbook y una semana después lo fui a recoger a la empresa de encomiendas.

Comienzan los problemas

Unas semanas después, mi papá me llama preguntando por un saldo descontado de su tarjeta por concepto de una compra en Mercado Libre. Yo, extrañado, voy y veo su cartola. Y, claro, estos jetones no borraron la venta hecha por Mercado Pago y, finalmente, le cobraron a mi papá el Netbook. Estaba molesto, porque ya lo había pagado en efectivo y después salía pagado nuevamente con la tarjeta.

Me contacté con el que me vendió el netbook y me indicó que lo había borrado y que le habían devuelto el dinero a mi papá. Me sugirió que hablara con el soporte técnico de Mercado Libre. Y eso hice...  o al menos, eso intenté hacer.

Busco en la página de Mercado Libre y no había ningún mail o teléfono para poder reclamar. Buscaba por todo el sitio y no había nada de nada. Busqué por internet, y los dos números que hallé eran números que no existían. Curiosamente, encontré muchos reclamos de gente que intentaba contactarse con los tipos de Mercado Libre y no podían. "Esto me huele mal", me dije. "No te has duchado", me respondió mi novia Carla. Siempre tan graciosa ella :P

Reclamo que puse en Facebook
Finalmente encontré una página en Facebook de Mercado Libre, donde, para variar, en cada publicación que subían aparecían reclamos por muchos motivos, incluyendo los dobles cobros de Mercado Pago. En un principio, el tipo que manejaba la página de Facebook intentaba responder los comentarios, pero eran tantos que después ni se dignaba a responder, y lo entiendo. Debe ser frustrante.

En un intento por ver si me pescaban, puse un comentario explicando la situación pero, como era de suponerse, no me contestaron. Así que les mandé un mensaje por interno. A las horas me respondieron. Me explicaron que en el estado de cuenta siguiente vendría el descuento por el netbook que no se compró vía Mercado Pago. Al fin, había recibido una respuesta.

¡Cuidado si compras por internet!

Si bien es cierto mi problema se solucionó, el trago amargo de tener que hacer malabares para arreglarlo nadie me lo quita. El netbook lo tengo y funciona de mil maravillas con el Windows XP y el 8.1 (tengo ambos sistemas instalados). Pero, pensándolo bien, quizá cuántos casos aun no se resuelven y al final les cobran el doble por el producto que compran. Y hay varias cosas truchas aun que puedes pillar en este tipo de sitios: envíos que se pierden, ofrecer productos a un precio muy inferior para no pagar comisión (por ejemplo vender un notebook a 200 lucas pero lo publican a 20 lucas no más) y así un largo etc. que puedes hallar en las compras por internet.

Este susto que tuve sólo fue eso, un susto. Todo salió bien, pero les aconsejo que tengan mucho cuidado al comprar por internet. Háganlo en páginas confiables y que tengan soporte en caso de problemas. Siempre se puede acudir al Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC por sus siglas) para solucionar cualquier problema. La idea es no pasar por dificultades y, finalmente, disfrutar de poder comprar tus cosas desde la comodidad del hogar.

¡Wow! Ha pasado volando el primer mes del año y la 10ma temporada de Donde Panchito va viento en popa. Tengo más de 30 artículos en borrador que iré publicando periódicamente en mi blog. Y tú, ¿has tenido malas experiencias comprando en la web? Conversemos en los comentarios. ¡Gracias por leerme!

domingo, 15 de enero de 2017

230. Experiencias de un simple cajero 8

Me gusta mi trabajo
Ha pasado mucho tiempo desde que no les contaba más experiencias como cajero. Y es que ya llevo más de 6 años trabajando de esa forma y, siendo sincero, me gusta ser cajero. Y con todo el tiempo que llevo, ya soy todo un experto en el manejo de dinero.

Hoy les traigo dos vivencias nuevas de mis aventuras como cajero. Espero que les gusten. Empecemos.

La caluga de 50 pesos y el vuelto en puras monedas

Fiestas Patrias. Como en todos los países (me imagino) acá en Chile la gente se vuelve loca comprando cosas para celebrar las festividades patrióticas. Lo sorprendente es que gastan exorbitantes sumas de dinero para celebrar, y después apenas pueden pagar las deudas que significan comprar más de lo que sus bolsillos aguantan. Bueno, pero no vengo a hablar de eso. Solo se los menciono para que entiendan el contexto del siguiente caso.

Al ser fiestas patrias, hay mucho ajetreo. Gente comprando y largas filas para pagar. Allí estaba yo trabajando cuando, de pronto, aparece un caballero que compra con tarjeta de débito y me pide 10mil pesos de vuelto. Yo ningún drama, le paso la venta y le entrego su vuelto en un billete de 10mil pesos.

El caballero me pide que si puede darme los 10mil en sencillo (10 billetes de mil pesos). Yo, súper amable, le dije que no podía porque debía guardar sencillo para dar vuelto a la infinidad de clientes que venían. El cliente se molestó. Agarró una caluga de 50 pesos y pagó con los 10mil, creyendo que así le daría sencillo.

"Lo siento - le dije -, pero le dije que no tengo tanto sencillo en billetes". Me respondió: "Estoy comprando, así que debes darme vuelto". Le encontré razón, así que le di los 9.950 pesos de su vuelto en monedas. El caballero me miró, y sencillamente se largo a reír. "Me la hiciste" me dijo. Y no paraba de reírse.

Al ver su risa, me dió pena darle tantas monedas. Así que le dije: "Deme las monedas. Si me espera, pediré sencillo donde mis jefes". Me sonrió y me dijo: "Gracias joven. Muy amable".

Volví y le pase el vuelto en billetes. Quedamos como amigos. El se fue y yo seguí trabajando.

"Ustedes se están riendo de mí"

Me considero un joven bien alegre (entiéndase que el término joven es bien relativo. Yo a mis 26 años soy joven aún, aunque si hubiera nacido en la edad media, con 26 años ya sería un anciano). Y en la caja, cuando no anda mucha gente, me gusta conversar con mi empaque. En eso estaba cuando sucedió algo muy raro.

En el super donde trabajaba, habían dos hileras de cajas. La mayoría de la gente pasaba por las cajas de adelante. Yo estaba en las de atrás, así que para que supieran que yo estaba atendiendo, debía gritar "Pase" para que avanzara la fila hacia atrás. Justo hice eso, y una señora con un coche de guagua me ve y avanza a mi caja.

Justo antes de que llegara a donde estaba yo, mi empaque me tira una talla muy graciosa. Yo no pude aguantarme la risa y ambos comenzamos a reírnos de lo que me había dicho. La señora, al escuchar nuestras risas, creyó que nos reíamos de ella, y nos dijo: "Ustedes se están riendo de mí. No se los voy a aguantar". Se dio media vuelta y se cambio de caja. Ni siquiera me dio tiempo de darle una explicación. Simplemente se fue. Ambos quedamos plop con todo eso, pero les prometo que no nos burlamos de ella :(

Estas dos experiencias quería contarles. Tengo muchas más. Pero las dejaré para otros artículos de la serie Experiencias de un simple cajero. Nos vemos aquí, Donde Panchito.

martes, 10 de enero de 2017

229. Señor Panchito

Para nosotros, una de nuestras más lindas fotos
Y si, ahora soy Don Panchito. Finalmente, y luego de más de 2 años de relación con Carla, el pasado 2 de diciembre nos unimos en matrimonio. Pero, ¿que es esto? ¿Por que Panchito y Carlita decidieron casarse, si hoy el matrimonio esta horriblemente pisoteado y, a la vista de mucha gente, no tiene ningún valor?

El noviazgo entre Carla y yo

Carlita
Cuando decidimos conocernos mejor para ver si éramos compatibles Carla y yo, en septiembre de 2014, tenía muchas espectativas de lo que iba a ocurrir. Yo quería mucho a Carla, y sentía cosas por ella que nunca había sentido por otra chica. Ella me atrajo por su sencillez y su manera de ser conmigo y con los demás. Por sobre todo, el amor que siente por Dios es muy grande, y en eso teníamos mucho en común. Remábamos para el mismo lado.

Hay que ser sinceros: no todo es hermoso en una relación amorosa; al fin y al cabo, somos dos personas que, aunque tengamos cosas en común, somos muy diferentes en varias cosas. Algunas veces eso chocaba y discutíamos. La gracia de todo esto es que, gracias al amor que nos teníamos, y el amor que profesábamos por Dios, solucionábamos nuestros incovenientes rápidamente.

Panchito
Vivimos muchas cosas lindas y entretenidas durante los más de dos años de relación. Viajábamos mucho con mi autito (recorrimos entre Cobquecura y Contulmo) y nos sacamos muchas fotos. De ahí que Carla sea mi asistente de fotografía en mi blog. Salíamos a predicar juntos y también compartíamos con nuestros amigos y familiares. El tiempo pasó rápido y, finalmente, llegó el día que habíamos fijado para comprometernos y, finalmente, casarnos. Pero, ¿por qué casarse?

El matrimonio: un regalo de Dios

Nosotros el día de nuestro matrimonio por el civil.
Cuando fue la recepción, luego de casarnos, en el local, proyectamos un vídeo con nuestras fotos para que los invitados vieran lo felices que estábamos (y lo seguimos estando). Le tenía una sorpresa a mi ya esposa: una película de 30 minutos que me tomó 4 meses y 9 actores poder terminarla. Le encantó. Pero, lo que quiero destacar es que, en esa película, en mis palabras finales, dije una frase que, cuando la dije en la grabación, no le tomé mucho peso. Pero el día de nuestra boda, la escuché y la encontré muy sencilla y profunda.

En el vídeo dije: "Y como Carla y yo queremos hacer las cosas bien... Dos personas que realmente se aman, DEBEN llegar al matrimonio". Amigo: no sé qué concepto tengas tú de lo que realmente significa el matrimonio, pero para Carla y para mi, creyentes en Dios, tenemos un alto concepto de lo que significa esta institución. Y no hay que ir muy lejos para darse cuenta que, en la sociedad actual, el matrimonio se ve de muy mala manera. Comentarios como: "¿Y cómo te fue en tu matricidio?" o "¿Pero para qué casarse, si pueden convivir?", demuestran el poco respeto hacia el matrimonio.

Eso me quedó más claro cuando, días antes de casarme, todo el mundo insistía en que perdería mi tiempo casándome. "Te estás atando. Mejor convive y, si no resulta, se separan y ya". Luego de casarme, me decían que estaba loco, e incluso me dijeron que era una estupidez llegar a casarse. ¿Por qué ese mal concepto del matrimonio?

Cuando dos personas se aman, deben llegar al matrimonio. Así lo quiere Dios.
En parte se debe a que la gente llega y elige sin pensarlo. Factores como embarazos no deseados o el miedo a quedar solos empujan a mucha gente a casarse sin pensar en lo serio que es esto. Toman el matrimonio como un juguete. Otro factor es que el diablo quiere que el matrimonio quede como algo ridículo frente a los demás. Entonces, ¿por qué Carla y yo decidimos casarnos? Pues porque Dios así lo quiere. Él creó el matrimonio y es algo sagrado. Él no quiere que quienes lo adoran o dicen ser cristianos se dejen moldear por el pensamiento de este mundo. Mi esposa y yo amamos y respetamos mucho a Dios, y por eso decidimos hacer las cosas como Él quiere (léete Génesis 2:24, Mateo 19:5, 6; y Marcos 10:6-8).

¿Cómo nos ha ido?

Pensaba que iba a ser más difícil. Claro, tampoco es llegar y comenzar a vivir juntos. Es todo un desafío. Pero en este poco más de un mes que llevamos casados lo hemos pasado bien, muy bien, con altos y bajos, pero siempre confiando en Dios. Al fin y al cabo, cuando uno hace las cosas como Él quiere, todo sale superduper. Aun no salimos de luna de miel, y es probable que lo dejemos para más adelante. Nuestra casa está armada y, en mi caso, me mudé a otra ciudad (véase la sección "Sobre mí"). Ha sido una linda etapa de nuestras vidas y se nos vienen muchas más aventuras juntos.

Insisto, no sé qué opinión tienes del matrimonio y, si no concuerdas conmigo, estás en todo tu derecho y te lo respeto. Pero, para mí, el matrimonio es una institución sagrada y, como tal, me esfuerzo junto con Carla para estar a la altura de lo que Dios espera de nosotros. Saludos y nos vemos en una nueva entrega aquí, en Donde Panchito.

miércoles, 4 de enero de 2017

228. Inicio Temporada 12 - Noticias Panchito 12: Novedades de mi blog

La primera cabecera de Donde Panchito, de diciembre de 2007

¡Hoooola amigos!Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.

Sí. Por lo menos a mí, me cuesta creer que ya hemos llegado a la 12da temporada de Donde Panchito. Imagínense: en mayo este lugar ya llevará 11 años abierto. Y eso me entusiasma y me anima a continuar con este pequeño blog. Esto no lo hubiera logrado sin la ayuda de ustedes, ya que son más de 180 mil visitas (180.744 al momento de hacer este artículo) y 865 comentarios en los 228 artículos que he publicado de los más diversos temas.

Pues bien, quiero abrir esta temporada de artículos hablándoles de algunas novedades que tendrá Donde Panchito a lo largo de este año. Creo que lo que más llama la atención y lo que se nota a simple vista es la plantilla nueva que estoy usando.
  • Nuevo rostro de mi blog: Sí, las Vistas Dinámicas que posee Blogger en un principio no me llamaron la atención. Este año buscaba una plantilla que fuera super sencilla, que tuviera cero mantención y así centrarme íntegramente en crear nuevos artículos. Pues ahí aparecieron las Vistas Dinámicas, que tiene la particularidad de que puedes ver mi blog de distintas maneras, siempre manteniendo la simpleza para que puedas concetrarte en la lectura del blog.
Al lado izquierdo tienen varias opciones para visualizar mi blog (sí, uso Windows XP aún) :D
  • ¿Cómo usar esta nueva plantilla? Usarla es lo más sencillo del mundo. Tal como puedes ver en la foto anexa, puedes elegir entre las siguientes opciones: Classic, Flipcard, Magazine, Mosaic, Sidebar, Snapshot y Timeslide. Prueba la que más se te acomode. En mi caso personal, uso Sidebar, y se ve bien, como en la imagen. 
  • ¿Dónde están los gadgets? Al lado derecho de la imagen, podrás ver los gadgets. Están representados por iconos. Al pasar el cursor sobre él, podrás ver cuáles son. Hay un nuevo apartado: Te recomiendo que visites. Un regreso en gloria y majestad que la sección Te invito que veas, que existía cuando se creó Donde Panchito. Otros gadgets, como la Licencia y Facebook, quedaron en el menú principal arriba, y otros como el Contador de Visitas y la suscripción de tu correo a mis artículos han sido eliminados. El contador ahora no es visible.
Al lado derecho los Gadgets :D (Sí hombre, créelo: es Windows XP)
  • Fin de la sección "Frases de Oro": Esta sección ya cumplió su ciclo. Entre los años 2006 y 2008 causó sensación, pero fue quedando en el olvido. Así que, oficialmente, ya no escribiré más artículos referentes a las Frases de Oro. Los artículos, a diferencia de la extinta sección Con respecto a la Biblia quedarán en el archivador para referencias futuras.
  • Nuevas páginas para leer: Bajo la cabecera de mi blog podrás ver el antiguo Menú Panchito, donde están las clásicas páginas de Bienvenida, Acerca de, Sobre mí y Noticias (anteriormente Actualizaciones). Pero hay otras que han sido creadas este año y que se irán contruyendo durante éste. Licencia y Facebook ya te los comenté un poco más arriba. La página El Equipo "DP" te explicará cómo pasamos de ser sólo uno, a ser ahora una pareja quien está detrás de todo esto. El Índice tendrá el listado con todos los artículos de mi blog, en orden desde el más antiguo al más nuevo. Y la Fototeca será un lindo viaje al pasado, donde por medio de fotos podrás ver la historia de Donde Panchito.
  • Con muchas ganas de escribir: Este año pretendo aumentar la cantidad de artículos escritos, para deleite de ustedes, quienes constantemente me leen. Estoy en deuda respecto a poder comentar mis artículos usando la cuenta de Facebook. Además, Carla me ayudará con fotos para la sección Viajando con Panchito, que viene con nuevos lugares que he visitado.
23 borradores tengo para darle con tuti a esta décima temporada (Uyyy. ¡¡¡ES EL WINDOWS XP!!!)

Como ven, se vienen muchas cosas para esta décima temporada, por los que les dejo cordialmente invitados a que no dejen de visitarme, leerme y comentarme. Cualquier sugerencia que pueda hacer crecer mi blog, será bien recibida. Y me harían un gran favor si comparten este pequeño rincón en la web con sus familiares y amigos. ¡Nos vemos en el siguiente artículo!