196. No hay peor ciego que el que no quiere ver

Esta noche todo el mundo (o casi todo el mundo) celebra Navidad, donde todos se desean paz y amor y donde, supuestamente, todo es felicidad y amor. Pero, seamos francos, ¿de qué paz y felicidad y amor me están hablando? En este artículo, verás una pequeña mirada realista (Ojo, REALISTA) del mundo en que vivimos

Nota: Antes de comenzar mi artículo, que quizás sea ya el último del año, quiero ser bien claro en explicarles que me considero una persona optimista, y que siempre anda sonriendo por la vida, intentando ver el lado positivo de todo. Sin embargo, aunque soy optimista, no soy idiota, y también debo ver todo de forma realista, sin taparme la vista y quedarme ciego frente al mundo en que vivo. ¿Por qué aclaro esto? Bueno pues... ahora comienza mi artículo.

Todos los días acostumbro a leer el diario. Me gusta mantenerme informado y saber lo que sucede donde vivo, y también en otras partes de Chile y el mundo. Así estoy actualizado. Casi siempre me informo por medio de internet y sus páginas de noticias, ya que en mi casa no se acostumbra mucho a comprar el diario, salvo los fines de semana cuando van a comprar al supermercado y aprovechan de traer uno. Pero últimamente ya no tengo muchas ganas de informarme. ¿Por que?

Hagamos un breve experimento: pon en una balanza imaginaria (usa tu imaginación, claro está, porque si no la usas no podrás imaginarte nada XD), en un lado las noticias buenas que salen en el diario o en la tele, y en el otro las noticias malas. ¿Hacia dónde se inclina la balanza? No hay duda: aunque intentes decir que las noticias buenas abundan, lo cierto es que inevitablemente la balanza se inclinará hacia las noticias malas. No lo niegues, la realidad es esa.

Luego de este sencillo experimento, podemos concluir que el ser humano se está acostumbrando a ver cosas malas. Es cierto que cada cierto tiempo ver la noticia de un asesinato cruel y despiadado, o la violación de una pequeña niña, nos deja atónitos. Pero pareciera ser que ya no lo vemos como tan raro... como si fuera NORMAL que pasaran esas cosas... o por lo menos ya nos acostumbramos a que las cosas sean así. Pero, por favor, ¿de verdad deberíamos vivir en un mundo donde las noticias buenas, por lo general, son cuando algún deportista chileno gana algo, o porque Chile clasifica a un mundial de futbol? Porque pareciera ser que la gente vive a costa de ese tipo de noticias "buenas" que, por lo menos a mí, me importan un cuerno.

Me considero optimista y alegre, pero a la vez realista y objetivo.
No faltará quien diga que yo, Panchito, soy un pesimista y amargado que ve todo negativamente. He ahi la razón del principio de este artículo. Yo no me considero así. Soy optimista, pero a la vez realista. Optimista porque, como buen Cristiano que soy, sé que algún día (muy pronto, por cierto) toda la maldad se acabará de una buena vez; y realista porque no puedo hacerme el bobo frente al mundo en que vivo. Como botón de muestra, les comentaré brevemente dos noticias que encontré leyendo en internet, y luego atrévete a decirme que todo va viento en popa.

Caso uno: El horrible caso del niño sin ojos
Tomado de dailymail
Esta espantosa noticia la leí hace unos meses y ocurrió en China. Un niño de sólo seis años desapareció durante un período de 4 horas. Cuando lo encontraron sus papás, se encontraron con el niño en un campo vacío, rodeado de sangre... ¡Y sin sus ojos!

La policía sospecha del tráfico de órganos. Lo raptaron y, luego de drogarlo, le extirparon las córneas. ¿Podríamos decir que eso es NORMAL? ¿Podemos seguir pensando en que vivimos en un mundo tranquilo, y que ahora sabemos de estas cosas tan sólo porque las comunicaciones de ahora permiten saber todo al instante? ¡Vaya ridiculez de argumento, ¿eh?!

Te dejo la noticia aquí para que la leas:

Caso dos: Muerto por defender lo suyo
Este lo acabo de leer, y fue el impulso para escribir este pequeño artículo. ¿No se supone que en estas fechas debería reinar el amor y la paz? ¡Bah! Eso no lo pensaron los delincuentes que se robaron un taxi. El dueño los enfrentó para impedir que se lo llevaran. Y uno de los tipos tomó una pistola y le disparó un certero tiro en la cabeza. Murió en el acto.

¿Aun crees en la DULCE NAVIDAD? Vamos, amigo/a, dejémonos de cosas y seamos realistas y francos. El mundo esta horriblemente mal. Y de eso varias veces he hablado en mi blog. Cosas como estas sólo me hacen pensar que los seres humanos somos unos fracasados para autogobernarnos... las pruebas saltan a la vista. ¡Déjame adivinar! Si la policía logra dar con los asesinos de este taxista, los atraparán, pasarán a control de detención y quedarán libres.

Insisto, ¿aun crees que todo está bien? Te dejo la noticia para que la leas también, y no pienses que estoy inventando (lo digo por si las moscas):

Pensemos con la cabeza
A pesar de los avances en la ciencia y en otros campos, los principales problemas de la
humanidad, como las guerras, siguen y no tienen para cuándo parar. En la foto, un Mayor estadounidense carga en sus brazos a una niña iraquí, ya muerta, luego de un ataque. Tomado de Link.
Amigo mío, amiga mía, que lees este artículo. Recuerda que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Las pruebas están a la vista. Sólo te mostré dos noticias malas de las muchas que existen en el mundo. Quizás me digas que hay noticias buenas, como la reducción del desempleo, nuevos tratamientos para combatir enfermedades, adelantos en la ciencia y en la tecnología, entre otras cosas. Pero, dime: ¿ha logrado el ser humano acabar con los principales problemas que existen? Por mucho esfuerzo que pongan, la pobreza, la delincuencia, la drogadicción, los asesinatos, las violaciones, las guerras, el hambre, las enfermedades y la muerte no se acabarán... hasta que Dios diga basta.

Sólo quiero que pienses bien: que las cosas andarán de mal en peor, y que la única esperanza para que nuestros problemas se vean solucionados no viene de parte del hombre. Si quieres saber más, haz clic aquí para leer otros artículos míos que hablan de este tema.

Dentro de muy poco, todos los seres humanos podremos disfrutar de muchos días de paz y felicidad.

¿Y tú? ¿Qué piensas? ¿Estoy exagerando, o soy realista en lo que digo? Espero sus comentarios. ¡Hasta pronto! :)

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. muy buen articulo pancho, hablas la realidad de lo qe esta pasando en este mindo tan loko :/.. sigue asi (Y) saludos.

    ResponderEliminar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D