miércoles, 31 de octubre de 2012

183. ¿De dónde salieron las "Frases de Oro"?

Después de muchos meses teniendo absolutamente botada esta sección, volvieron las Frases de oro. Léete algunas más y averigua de dónde surgió esta idea tan ridícula de anotar cada frase incoherente que escuchaba. ¡Ah! También puedes aportar con frases, ya sean tuyas o que hayas escuchado o leído
El cuaderno de las frases de Oro (aun lo tengo)
Viajemos al pasado. Vayamos al año 2006, específicamente en marzo. En ese año yo, Panchito. todavía ni tenía en mente crear lo que hoy conocemos como Donde Panchito. Estaba entrando a clases, en 3ro medio (secundaria). Comenzábamos también con el segundo año de la fastidiosa Jornada Escolar Completa (JEC)*. Entre los profesores nuevos que llegaron al colegio, estaba nuestro nuevo y flamante profesor de Física, cuyo nombre omitiremos para que, si es que alguien lo conoce, no llegue a saber de su existencia, puesto que no lo dejaremos muy bien parado que digamos.
Hasta yo me mandé una que otra frase en el colegio (foto de febrero de 2007)
Este profesor, si es que podemos catalogarlo como tal, en realidad no tenía ni una noción de lo que es ser profesor. Son de estos que llegan a la sala y escriben en el pizarrón, y escriben y escriben y escriben... y ni siquiera explicaba lo que anotaba. Sólo decía: "Esto entrará en la prueba". Pero, con el correr de los meses, comenzó a explicar la materia... pero el problema es que, al hablar, decía tantas cosas tontas y hablaba tan mal, que en ves de poner atención a la materia, lo que hacía era poner atención a las frases incoherentes que decía. Cuando dijo su primera frase (Un cabro chico molesta porque es molestoso), nació la idea de escribirlas en un cuadernito. Con el tiempo, fui acumulando muchas, no solamente del profesor, sino de mis amigos, familiares, y frases que escuchaba en la televisión. Así nacieron las "Frases de Oro", una burda copia de "Grandes pensadores", una sección del programa de televisión "CQC", Caiga Quien Caiga.

Mi ex-colegio, en 2007
Avanzando el año, continuaba con mi maratónica misión de escribir cada frase tonta, incoherente y sin sentido que pudiera escuchar o leer. En mayo, como debes saber, inauguré mi sitio de internet Panchito on Line, y la sección más visitada era justamente las Frases de Oro. De hecho, hubo algunos que pedían que publicara los nombres de quienes decían aquellas frases, pero esa idea fue desechada, por respeto a quienes la dijeron. Para cuando me traspasé a mi actual blog, en noviembre de 2007, la idea era continuar con esta sección, mas al correr el tiempo me di cuenta que ya casi nadie pescaba Frases de Oro, por lo que decidí publicar otros tipos de artículos. Sin embargo, hoy me dieron ganas de poner más frases. Total, como el blog es mío, yo publico lo que quiero XD

Dejo, entonces, algunas frases de oro antiguas. Aun no publico las que anoté el 2007, el 2008 en la Universidad, y unas pocas que he escuchado últimamente. Recuerda que puedes aportar frases raras y tontas a través de los comentarios o en el Facebook de Donde Panchito. Pero, seamos sinceros: este artículo es un mero relleno mientras termino los bocetos que tengo acerca de otros temas, y espero que salgan a la luz durante los siguientes días. ¡Nos vemos pronto!

301. A principios de año... no, no, miento: a principios del primer semestre...
302. Personas como Osama Bin Laden, Sadam Hussain, Hamas.
303. Siglo noveno: XI
304. Que sea claro en lo que, por último, lo sacamos de su correo.
305. Y dense algunas por ejemplo.
306. Alguna pregunta sobre yo quiero que para la fecha lo tengan listo.
307. El Corán tiene muchas cosas iguales a la Biblia, pero es distinta a la Biblia.
308. Si comparáramos a un Islámico con un Cristianismo...
309. Miles de musulmanos.
310. ¿Quién de los dos que dudo que puede ser que es?
311. Los científicos más notables... experimientos.
312. De los primeros principios hasta nuestros tiempos.
313. La línea del tiempo va máximo cinco.
314. El tigre de Kellogs se llama "Toño".
315. ¿Dónde? En la Pinacoteca. ¡Y Gratuis!
316. La señorita dos personas van a leer: ustedes dos pues.... Angie y Felipe Carrasco.
317. El triángulo rectángulo es un triángulo con forma de rectángulo.
318. Un triángulo rectángulo es un triángulo cuyo ángulo recto es igual a 90°.
319. Y los números van a pertenecer a los príos pitagóricos.
320. Y así como René, que se usa para hombre o mujer. Es decir: tío René, o tía René.
321. En plena edad media HUBIERON hombres que siempre anduvieron en el nombre del Señor.
322. No es malo, todo lo contrario: no es malo.
323. A mí me fascinan las pirámides de los mayas y los egiptos.
324. La inteligencia intrapersonal y cuando uno se enterme a mí mismo.
325. Cuando lo atrapemos, nuestra misión será atraparlo.
326. Lucas escribió la carta a los hebreos.
327. Tienen que responder las preguntas. Primero, elegir a quién elegirán...
328. Estábamos viendo la fuerza en... y la masa... la fuerza gravitatoria.
329. Esta es una constante y 9,8 m/s... entonces... tenemos... y esta es... vemos una constante.
330. - ¿Por qué tanta conversación?
        - Porque somos conversadores.
331. La cuestión es fácil: esto es un cuadrado equilátero.
332. La trigometría.
333. Estábamos multiclando.
334. Del año Windows 93.
335. Hay hombres que han sido violados por... violados.
336. Lamentablemente los chilenos son muy americanizándonos.
337. Este hombre... Martín Cárcamo es su apellido.
338. El libro es mexicano... de alguna manera quizás sea norteamericano.
339. Es verdad: tú eres el hijo de tu padre.
340. Si hubiera tenido buen promedio, hubiera estado en el lenguajístico.
341. ¿Cómo no voy a saber que Snoopy es el perro de... de... cómo... Snoopy poh.
342. ¿Dos bailes por pareja? Entonces 2 por 14, son 14 bailes.
343. Uno partido por uno por... y se invierte.
344. El compadre sufre el... sufrimiento.
345. ¿Dónde diablos está Dios? Yo soy yo, lo que soy. Yo soy lo que soy,  y punto. ¿Pueden entender eso?
346. Ustedes saben que tenemos los valores "a", "b", "c" y "d". Entonces, ¿cómo se llaman estos números?
347. La profesora tuvo una trauma.
348. No sé si les gustaría ser otros atrás metamorfosearse.
349. El amor de pareja es... un amor... eh... entre parejas pues.
350. - Ella tiene una pinta de peruana...
        - Pues órale mano.
        - ¡¡Jajajja!! Habló como argentina.
351. Y esas espinas que hacen sangrar sangre.
352. El sexto lago más grande del mundo se secó porque no tiene agua.
353. Tengo la mochila negra, como dice la canción.
354. Tengo tanta sed que me comería una vaca entera.
355. Que ahí dice que... que... coronas de rosas... que... y eso.
356. - ¿Cuánto es 8 x 3?
        - 25... No, es broma... es 18.
357. - Yo no puedo ver en la pizarra sin lentes.
        - Es que es daltónico.
358. Y nos vamos rápidamente, no tan rápido.
359. Algunas veces hacen preguntas tan, pero te quedas callado.
360. Es la M, como la de Harry Potter.
361. Estamos todos riéndonos muertos de la risa.
362. Panchito, estai rico... ¡Ay! Me salió verso.
363. Lo más bien que no puede hablar, pero conversar sí.
364. Si las moléculas el que no escribe tendrá su recompensa en el libro.
365. ¡Miren! ¡La pileta! ¡No se mueve!
366. Señor: te doy gracias por este día Señor, por esta semana de oración Señor. Señor, que ilumines Señor sus corazones Señor y que te acepten Señor como su salvador Señor. Te lo pido Señor en el nombre del Señor Jesús... amen Señor.
367. ¿Qué están viendo? ¿Algún programa? ¿Algún juego? ¿Algún concurso? ¿Algún azar?
368. Imagínense imaginariamente un cubo imaginario.
369. Es que algunas veces ustedes son... te sientas.
370. Estas curanderas asistían en las casas, ayudaban a personas, hacían partos.

<< Frases anteriores
___
*: La JEC estipulaba que la jornada de clases comenzaba a las 8.00hrs y terminaba a las 16.15hrs, por lo menos en mi establecimiento. Antes de la JEC, las clases iniciaban a las 8.00hrs y terminaban a las 13.00hrs.

lunes, 22 de octubre de 2012

182. Su majestad la ciclovía

Uno de mis hobbies favoritos es andar en bicicleta (a quien de cariño le digo "La Regalona"). De hecho, eso lo comento en mi saludo de bienvenida al decir: "Me encanta andar en bicicleta, de hecho, es mi hobbie favorito". Me relajo y disfruto mucho cuando ando por horas y horas. Sin embargo, pareciera ser que no todos quieren ver bicicletas por las calles... o por lo menos, con sus actos demuestran que poco les importa que hayan ciclistas. Ponte cómodo: hablemos de las ciclovías
Una ciclovía bien construida 
En algunos días más estaré allí
Hoy desperté a eso de las 8 de la mañana. Mi gato estaba haciendo desorden en el dormitorio de al lado, por eso me obligó a levantarme y, agarrándolo, lo eché para la cocina. Me disponía a acostar de nuevo cuando... ¡Ups! Tenía que ir a control médico... ya saben, los exámenes pre-operación que debo hacerme, para ver si mi cuerpo está en óptimas condiciones para la operación que, si todo sale bien, será la semana entrante. Igual ahora estoy un poquito nervioso, pero confío en Dios de que todo saldrá bien.

Luego de hacerme los exámenes de sangre (en ayunas), llegué a mi casa e hice los quehaceres del hogar. Almorcé y me propuse salir a andar en bicicleta. Me encanta hacerlo: mi bicicleta ya es parte de mi vida, y voy a todas partes con ella. De hecho, al trabajo voy y vuelvo en mi querida bici, bici que ya tiene 11 añitos, pero que no pienso cambiar por nada del mundo.

Mi regalona, posando en la
Ruta interportuaria
Salí a eso de un cuarto para las cuatro de la tarde. A dos cuadras de mi casa hay una ciclovía. Apenas entré en ella me pillo con dos peatones (un hombre y una mujer) que caminan yendo a la misma dirección que yo. Frené detrás de ellos y les dije: "Permiso". La mujer, joven, se da vuelta y me dice: "Pero pasa por al lado". Le respondí: "Yo no tengo por qué moverme. Esta es una ciclovía, para bicicletas. La vereda esta allá", y le indiqué la vereda, que estaba a escasos 4 metros de distancia. De ahí, la mujer comenzó a decir quizás qué cosas, enojada. Yo ni la escuché, porque iba escuchando música. Pero esa reacción me hizo pensar y, decidido, luego de dar una buena cicletada y de ducharme, comencé a redactar este artículo.

Según Wikipedia, una ciclovía es "el nombre genérico dado a parte de la infraestructura pública u otras áreas destinadas de forma exclusiva o compartida para la circulación de bicicletas". Si bien es cierto existen muchos tipos de ciclovía, los más comunes son los que son independientes a la calle, o las que van unidas a una vereda. Y, aunque yo pensaba que las ciclovías eran algo relativamente nuevo, en Estados Unidos se construyó una de las primeras en el año 1897, siendo inaugurada en 1900. Si bien es cierto fue un fracaso, puesto que tenía peaje, fue un precursor de las ciclovías de la actualidad.
Ciclovía en California, Estados Unidos, de 1900. Su extensión era de 14,5 km. Hasta esta
ciclovía está mejor construida que muchas que hay ahora en Chile.
Ciclovía en Av. La
 Reconquista, Hualpén
Lamentablemente, acá en Chile existen muy pocas ciclovías. Y, podríamos decir, que Concepción es privilegiada en ese aspecto, puesto que tiene algunas ciclovías a lo largo de sus comunas, construídas en el año 2005. El problema, aparte de que algunas ni siquiera están unidas, es que las personas tienen poca o nula cultura con relación a las ciclovías. Por ejemplo: ¿cuántas veces hemos visto personas caminando tranquilamente en la ciclovía y los ciclistas deben esquivarlos? Ni siquiera poniendo letreros de "Sólo bicicletas" se resuelve el problema. El problema está en la mente de las personas, que piensan que pueden hacer lo que se les antoja.

Aparte de eso, debemos lidiar con algunas ciclovías que lisa y llanamente están horriblemente mal construidas. Veamos algunos ejemplos:

Excelente por donde pasa la ciclovía. ¿Y si hubiera harta gente comprando? ¿Por dónde paso?
El medio forado en la ciclovía. De noche costalazo seguro.
El forado de la foto anterior se quedó chico al lado de éste.
Y qué mejor que una caja gigante con una puerta en medio de la ciclovía
Cuidado con el árbol.
Sin comentarios
Zig Zag Zig Zag...
Pero, volviendo al tema de las personas con poca cultura, o cachativa, curioso resulta, entonces, ver peatones que reclamen porque hay vehículos estacionados en las veredas, impidiendo el paso de las personas. Reclamo legítimo por lo demás, pero... ¡Qué sabe uno si, esa misma gente que reclama por sus derechos, se echa al bolsillo el derecho de los ciclistas a usar las ciclovías caminando en ellas! Y más curioso resulta que, cuando les hacen ver su error, se enojan, como la jovencita de la experiencia contada al principio. Algunos, incluso, argumentan que los ciclistas algunas veces pasan por donde se les da la regalada gana. Y claro, es verdad, porque no hay ciclovías en todos lados.

Imaginémonos, por ejemplo, que quienes usamos la bicicleta sólo pudiéramos usar las ciclovías para andar en bici. Sería tonto, ¿no? Yo no andaría 2 cuadras con la bicicleta a cuestas para llegar a una ciclovía, andar unos 2 minutos en ella, y luego a cuestas con mi bici nuevamente durante 15 minutos para llegar a mi trabajo. Es cosa de lógica, entonces, poder andar en bici en todos lados, así como todos los peatones pueden caminar por donde se les plazca. Pero en una ciclovía LA PREFERENCIA SIEMPRE LA TENDRÁ LA BICICLETA, especialmente en ciclovías exclusivas, sin vereda a los lados. Pero, claro está, no toda la gente entiende eso.

Opté por lo más sano: sólo esquivar a la gente. Pero detesto que caminen por la ciclovía: como si tuviéramos tantos lugares para usar la bicicleta tranquilamente... ¡Ah! Y mi bici tiene una bocina, para tocarla en caso de que algún peatón imprudente se cruce y, así, no gastar más saliva en discusiones vanas. Y recuerda: si quieres ser respetado como peatón, respeta también a quienes usamos la bicicleta como medio de transporte. ¡Nos vemos!
_____________________________________________

Estoy en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+ y en Twitter. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

sábado, 13 de octubre de 2012

181. Sobreviviendo en una sociedad sin respeto

Habría que estar muy ciego como para no darse cuenta de que la sociedad va en franca decadencia. Y no me refiero al grupo musical "La Sociedad", sino a la sociedad humana en su conjunto. Dos hechos específicos me han hecho meditar en la teoría del yoísmo, y de que cada vez hay más personas que no les importa los demás, sino sólo su interés propio. Te invito a que reflexiones leyendo este artículo.
Una sociedad cada vez más irrespetuosa
¡Qué rabia! De verdad que este artículo debe ser el que comienzo con más rabia de los 213 que he escrito en este blog. ¡¡Rabia de cómo puede haber tanta gente inculta, rota, irrespetuosa, y un sin fin de otros calificativos...!! Pero no quiero caer en la misma palabrería de ellos. Yo no quiero llegar a ser un inculto, roto o irrespetuoso faltándoles el respeto a aquellas personas. Pero, lisa y llanamente, pareciera ser que algunas personas necesitan un tate quieto para que reaccionen y se den cuenta de cómo son.
Tan molesto estoy, que tuve que poner en Youtube un vídeo con el sonido del mar, para poder relajarme. Y vaya que resulta. Claro, no es lo mismo estar en frente del mar, escuchando el rompimiento de las olas en las rocas costeras, que estar acostado en tu cama escribiendo un artículo y escuchando un vídeo del mar. Pero la sensación de relajación es parecida... me hace meditar... meditar en que vivimos una sociedad cada vez peor. Una sociedad donde nadie respeta a nadie, y quedas como bicho raro si tratas respetuosamente a los demás.

Pero, ¿por qué estoy tan enrabiado? ¿A qué se debe que diga que vivimos en una sociedad donde nadie respeta a nadie? Ponte cómodo: te contaré dos experiencias que me pasaron justo ayer viernes, y luego saca tus propias conclusiones.

En la micro, yendo al médico
Aprovecho la instancia para comentarles que, hace unos días, me diagnosticaron un quiste en la zona sacra (esto es, un poco más abajo de la columna), por lo que deberán operarme en los próximos días. Eso quizás haga que deje un poco de lado mi blog, ya que no podré actualizarlo por estar en reposo. Pues hoy fui al médico para hacerme unos exámenes para corroborar el quiste. Y, al tomar la micro, junto con mi madre, nos encontramos con la misma historia de siempre: la micro totalmente llena.

¡Hey! Cede el asiento
Pero para mí eso no fue lo más molesto. Lo que me molestó fue que, junto con nosotros, se subió una señora de edad. Bueno, bueno, eso tampoco me molestó XD Lo que me molestó fue que NADIE fue lo suficientemente respetuoso para cederle el asiento, aun cuando en las micros hay una pegatina que dice: "Estudiantes: es signo de cultura ceder el asiento a mayores de edad". Y es que, en realidad, no es necesario ser estudiante para ceder el asiento. Habría que ser muy pavo como para no despailarse y ceder el asiento.

En los primeros asientos (donde yo quedé parado, ya que no pude avanzar mucho), viajaban dos jóvenes, que no pasarían los 25 años de edad. Sé que vieron a la señora... pero ninguna se paró. ¡Qué vergüenza! Y ojo: esos asientos son preferencias para tercera edad. ¿Dónde está el respeto? Por el suelo... y nadie lo recoje... Me hace pensar en que esta sociedad es muy egoísta, y va en franca decadencia. Bien dice cierto libro antiguo, del cual mucha gente se burla o ni la pesca, ese libro fantástico llamado Biblia: "En los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo,[...] ingratos, [...] insensibles, [...] enemigos de todo lo bueno" (2 Timoteo 3:1-5) ¡¡Qué imagen tan realista con respeto a la sociedad actual!! ¿Acaso no está la humanidad con estas características?

Por favor, si tú eres joven, recuerda que algún día llegarás a ser viejo. ¿Te cuesta ceder el asiento a mayores de edad? Ahhh, seguramente también mereces descansar mientras viajas en la micro, ¿cierto? Pues, te digo: descansa en tu casa. Una señora de 85 años que apenas pueda subir a la micro no puede, ni debe, viajar parada. Es tu deber moral ceder el asiento. Piensa por un momento: Si tú tuvieras 85 años, te cuesta caminar, apenas puedes subir a la micro, y ves que nadie, NADIE, absolutamente NADIE te cede el asiento, ¿cómo te sentirías? Y anda a alegar, porque los jóvenes de ahora andan tan sensibles, que les dices una palabrota y te sacan los derechos humanos y quizás qué otras cosas.
¡Hey! No es necesario que tú seas parte de un sistema yoísta: una sociedad que sólo piensa que primero "yo", segundo "yo", tercero "yo" y último... "yo". Mostrar un pequeño acto de cortesía, como ceder el asiento, dar las gracias, pedir por favor, o pedir permiso, no sólo demuestra respeto: demuestra que eres una persona educada que valora al prójimo y la trata como lo que son: personas de carne y hueso... como tú.

¿Acaso es tontito?
Lo relatado anteriormente ocurrió en la mañana. No sabía lo que me iba a esperar en la tarde. En el trabajo, como cajero, me tocó la caja express, donde sólo se permiten un máximo de 10 unidades. Es decir, no pueden pasar carros llenos, por lo que el cajero, en este caso yo, debo indicarles que se cambien de caja. Pero no sé si la gente no sabe leer español que igualmente pasan con carros, aun viendo los dos letreros que indican "Máximo 10 unidades". Intento ser amable con esas personas, y algunas me responden amablemente, e incluso me piden disculpas. Pero hay otras que, sinceramente, sacan de quicio. Una señora me dijo que "yo no tenía ganas de atenderla" porque la eché de la caja por llevar un carro lleno. Otras personas me han tratado de "flojo", "sacador de vuelta" y otras cosas más, tan sólo por respetar la caja. Pero lo de hoy, casi me hace llorar de pena y de impotencia.
Insisto: NO ES FÁCIL ser cajero
A eso de las 8.30 de la noche había una fila considerable de gente en mi caja, y al atender mucho público, la caja se bloquea al llegar a cierta cantidad de dinero, para que obligadamente una supervisora me retire el dinero y no tenga yo el riesgo de que me roben mucho dinero. Pues justamente eso ocurrió: se bloqueó la caja y la supervisora llegó a mi caja. Mientras me retiraban el dinero, la supervisora me cuenta cosas y yo le respondo y así nos reíamos; claro, mientras me sacaba el dinero. En eso, un par de señoras, mal educadas por cierto, comenzaron a decir que apurara la causa, porque estaban apuradas. Dígame usted, estimado lector: ¿Qué culpa tiene el cajero que de ellas vayan apuradas? ¿Qué culpa tiene el cajero de que el supermercado tenga pocas cajas abiertas? Claramente se sabe que el cajero no tiene la culpa: al fin y al cabo, es un peón más del ajedrez llamado Supermercado. Pero eso pareciera ser que a los clientes se les olvida.>

Es comprensible que aleguen por la poca cantidad de cajas, pero ¿Será necesario faltarle el respeto a quien les da un servicio? La historia prosigue: la siguiente persona que pasó por mi caja, tenía un problema con su tarjeta al pagar, por lo que comenzamos a demorarnos. El par de señoras comenzó a increpar a la clienta que tenía el problema con la tarjeta. La cosa no se veía muy bien, porque al atender al par de señoras, una de ellas le dijo a la otra: "Y más encima el cajero es choro".... recuerdo perfectamente cómo eran esas señoras (por si algún día leen este artículo, o por si alguien las reconoce): una era rubia, flaca, de unos 55 años de edad, y la otra era de contextura más gruesa, de pelo negro, con lentes, de unos 50 años. Intenté por todos los medios explicarle a la señora de lentes que no era culpa mía que hayan tantas filas. Todo fue en vano: me interrumpía y decía: "¿Sabí qué más? No quiero escucharte más". Le entregué el vuelto y le respondí: "Entonces, puede irse. Muchas gracias". Y proseguí con el siguente cliente.

Mi empaque me contó más tarde que, mientras la señora de lentes me hacía callar, la señora rubia le había dicho que yo era un tontito, o dicho de otro modo, un enfermo mental que no tenía más cabeza para ser más que un cajero. Mi empaque me defendió, claro está. Pero saber eso me hizo casi llorar... no miento que se me pusieron los ojos llorosos. Indirectamente menoscabó mi trabajo y, de paso, me menoscabó a mí mismo. ¿Acaso es fácil ser cajero? Basta con que leas tooooooooodas mis experiencias que he tenido para que te des cuenta que NO, NO ES FÁCIL. Y se exige concentración y MUCHA PACIENCIA para tratar con personas... como este par de señoras.

Respetar a los demás te dignifica
Qué curioso. Siempre pensé que las personas de más edad tenían más respeto que los jóvenes de la actualidad. Pero veo que estoy equivocado. Mi teoría se ha derrumbado: la edad no es sinónimo de respeto. La ecuación no es tan así como que, mientras más edad, más respetuoso. La ecuación es: mientras más educación, más respetuoso. ¿Habrán ganado algo las señoras con insultarme y hacerme enrabiar? Claro que no, la fila seguía allí, yo no me apuré. y todos nos enojamos. Yo perdí 800 pesos en mi caja, quizás por el nerviosismo y el mal rato que me hicieron pasar estas señoras.

Estimado lector: no nos hagamos los ciegos. La cosa no anda bien. La gente anda alterada, con poca paciencia, descriteriada, insolente y mal educada. Pero no debemos ser como el resto. ¡Sí se puede ir contra la corriente! Ser respetuoso con los demás habla bien de tí, das un excelente ejemplo digno de imitar, y lo mejor de todo... ser respetuoso con tu prójimo te llevará a respetarte a tí mismo. Espero que este artículo haga pensar a más de alguno que aun podemos cultivar buenos modales para llevarnos bien con los demás.
Se sabe....
¡¡Ahhh!! Durante todo este artículo estuve escuchando las olas del mar... y fue tan rico... ¡Relajante! Boté todo el estress del día de hoy. Y con este artículo me he desahogado. Espero tenerles prontamente una nueva entrega. ¡Recuerda! Tu comentario me es importante. Déjalo a continuación, bajo el artículo. ¡Hasta pronto!