sábado, 22 de diciembre de 2012

187. El día después del fin del mundo

Y bueno... llegó el fin del mundo y no pasó absolutamente nada. Que meteoros, que zombies, que extraterrestres... puras invenciones del hombre para este 21 de diciembre de 2012. Lo cierto es que cualquier profecía que haga el hombre con respecto al fin del mundo hay que considerarlo de inmediato como una mentira. ¿Qué fue de mí durante este día y qué conclusiones saqué?
¿21 de diciembre fin del mundo? Permítame reírme: Jajajajajajajajajajaja
¡¡He sobrevivido al fin del mundo!! Ammm... ¿cómo? ¿Cuál fin del mundo? Ayer viernes 21 de diciembre de 2012 fue tan sólo un día más del calendario. Bueno, en realidad, no fue un día normal, puesto que mucha gente llegó a tenerle pánico a ese día, porque pensaban de verdad que el mundo se iba a acabar.

Un calendario Maya
Que los mayas, que los zombies, que los extraterrestres, que los meteoritos, que un terremoto gigante... ¡Cuántas cosas no se dijeron con respecto a cómo iba a ser la destrucción de este mundo! Y si bien es cierto, a medida que nos acercábamos a la fecha del fin, cambiaron la versión, diciendo que en realidad los mayas no pronosticaron el fin del mundo, sino el fin de una "era", lo cierto es que el pánico en algunos lugares se hizo notar. Como botón de muestra, la NASA informó que, en los días previos al 21 de diciembre, se registraron más de 300 llamadas diarias preguntando por el fin del mundo, cuando por lo general sólo reciben 90 llamadas al día en condiciones normales sobre otros asuntos.

A eso, debemos sumarle ciertos episodios que muchos consideraron raros, pero que son normales. Por ejemplo, que lloviera en diciembre, o que apareciera una aureola alrededor del sol. Todos estos datos aportaron su granito de arena a la psicosis colectiva (no todos, por supuesto), influenciado por programas ridículos y de una bajeza horrible, que hablaban estupideces con respecto al fin del mundo, metiendo más miedo a la gente que, ignorante, cree todo lo que sale de ese cuadrado llamado televisor.

Granizos caídos días atrás en Linares (véase nota aquí). No es anormal que llueva
o caiga granizo en estas fechas. ¿O no saben que en Concepción llueve hasta en enero?
Muchos atribuyeron esto a señales del cielo referentes a mensajes apocalípticos.
Pero en realidad eso es sólo un Halo (véase la nota acá; y definición de Halo acá)
Claro está, no todos creíamos en el fin del mundo... y en el fondo del corazón, pero muy en el fondo, todos sabíamos que ayer no iba a pasar nada fuera de lo normal. Aun así, los supermercados se llenaron de personas comprando (por lo menos donde vivo), especialmente harina para hacer pan, lo cual encuentro un tanto absurdo, puesto que si todos íbamos a morir en este "fin del mundo", ¿para qué iba a servir la harina? ¿Para que comieran los zombies?

Un día de oscuridad :P
Podría estar horas hablando de los argumentos ilógicos y sin sentido que dieron pie a la teoría del fin del mundo del 21 de diciembre (y eso que no he hablado de los 3 días de oscuridad, que aun no se dejan ver). Lo cierto es que, una ves más, los humanos se han equivocado en sus profecías banales y tontas. Y, con todo el respeto que se merece la gente, quienes creen esas cosas así sin más, se transforman en personas tontas que no investigan antes de creer algo.

¡Ah! Pero, ¡ojo! El hecho de que no haya ocurrido nada, no significa que estaremos viviendo en estas condiciones durante siglos y milenios. De que viene un fin de una "era", "mundo", "sistema de cosas", etc; viene. Pero no a la pinta de los humanos, sino según como lo estipule Dios, quien ha decretado un fin para este inicuo sistema (aunque la gente quiera creer en Dios o no, cosa de ellos; Dios existe, y punto).

La Biblia dice la Verdad
Resumidamente, la Biblia enseña que la tierra nunca será destruída (Salmo 104:5; Isaías 45:18), que en el día del fin van a haber sobrevivientes (1 Juan 2:17), que antes del fin iban a haber señales inequívocas que nos mostrarían que estaba a punto de acabarse este sistema, y que los sobrevivientes van a vivir bajo el arreglo del Reino de Dios (Daniel 2:44), un mundo donde todos nuestros problemas se habrán acabado (Salmo 37:10,11; Apocalipsis 21:3-5; Isaías 65:21-23). ¿Será tan así como Dios dice? Pues... digamos que si uno ha leído la Biblia se habrá dado cuenta de que todas las profecías que hay en ella se han cumplido a cabalidad (Isaías 55:11). ¿Podríamos dudar de las señales que da la Biblia y que se están viendo hoy, como guerras, hambres, enfermedades y maldad? (Mateo cap. 21; Lucas cap. 21) El hacernos ciegos frente a las pruebas no significa que no estén.

Es más, la Palabra de Dios argumenta que iban a haber personas que se burlarían de quienes creyeran en el pronto fin de este sistema a manos del Reino de Dios. Y eso está pasando: prueba contundente de que el fin está cerca, pero no a la manera de los hombres (2 Pedro 3:3, 4)

No tengamos miedo, entonces, del "fin del mundo" que Dios ha establecido. Es para mejor: sólo es cosa de hacer las cosas que él quiere, y dejar de una vez de creer en hombres que, influenciados por este mundo impío y mentiroso, intentan crear miedo en la gente para ganar unos puntos de sintonía en programas de televisión. Nos vemos pronto, aquí, Donde Panchito a menos que inventen otro fin del mundo XD


Y el 21 de diciembre... ya fue :P
Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.

martes, 18 de diciembre de 2012

186. Despáilate poh Panchito

Los choferes (algunos) me tiene hastiado con sus malos tratos. Entérate qué me pasó hoy mientras iba a mis curaciones y en qué terminó la simpática historia.

Siéndoles sincero, tenía dos artículos listos para publicar en mi blog, a saber, la segunda parte de "Operación Panchito" y la segunda parte de "Recuerdos de mi Niñez". Sin embargo, justamente hoy en la mañana me sucedió una jocosa e interesante historia, que me hace pensar en la clase de locomoción colectiva que nos gastamos en este ciudad llamada Concepción. Sí. Creo que ya sabes de qué hablaré: nuevamente tocaré el tema de los choferes de micro.

Y es que debes saber que ya he tenido bastantes experiencias con sujetos que, al parecer, trabajan sólo por llevar plata a sus casas - cosa que es totalmente legítima - pero que, lamentablemente, no disfrutan mucho de su trabajo. Yo igual trabajo, pero intento en lo posible de que mi experiencia en el trabajo sea placentera y divertida. Y yo que pensaba que, terminando de ser estudiante, los problemas con los choferes se acabarían, pero veo que no fue asi. ¿Se acuerdan de estos casos que me han pasado?
  • 022. ¿Hasta cuándo, señores choferes? (11 de abril de 2008) Dos micros no se detienen en el paradero, debiendo caminar al siguiente. Al pagar pasaje escolar, el chofer me tira el vuelto y se hace el cucho con el boleto.
  • 127. Y nuevamente mis amigos los choferes (09 de noviembre de 2009) Casi me caigo de una micro, cuyo chofer iba apurado y me trató de desgraciado.
  • 177. Apretado como sardina (29 de septiembre de 2011) Treinta personas de pie, apretadas, intentando buscar aire fresco en una micro colapsada. La gente se molesta con el chofer y éste responde "amablemente".
  • 197. No te metas con Panchito (subtema: "Dele el boleto y déjelo pasar"; 27 de febrero de 2012) Un chofer me quiere cobrar de más y no me da el boleto. Un carabinero termina por arreglar la situación.
Pues, el caso es que hoy debí abordar una micro con destino a Concepción Centro, para hacerme un chequeo médico producto de mi operación.

Estaba en el paradero cuando, a lo lejos, diviso la micro que me servía: línea 42, Minibuses Hualpencillo, variante por Autopista (letra F). Extiendo la mano para hacerla parar pero, el chofer, a exceso de velocidad, pasa de largo. El chofer me miró cuando pasó por al lado mio, sin pensar en lo que iba a hacer yo. ¿Y qué hice? Ponerme a llorar como niño de 4 años Pues, caminar hacia el siguiente paradero, donde sí se detuvo porque había más gente.

Caminé los 100 metros que separan ambos paraderos y, al llegar, veo que la micro estaba detenida aun, esperando la luz verde del semáforo. Con mis 520 pesos en mano (para que me diera 100 de vuelto; el pasaje está a 420 pesos adulto) subí a la micro, que ya iba casi llena. Al ver al chofer, le pregunté: "¿Por qué no paró donde estaba yo?". Eso fue suficiente para que el caballero en cuestión explotara y se enojara conmigo. No recuerdo exactamente todas las palabras que me dijo, pero entre otras, mencionó que "iba atrasado". Luego añadió: "¿Viajai todos los días en esta micro? Entonces, si viajai todos los días despáilate poh, que voy atrasado y apurado y más encima te enojai y bla bla bla bla...".

Yo, aun con mis $520 en la mano, le decía, algo molesto: "Pero yo no tengo la culpa de que usted vaya atrasado. Yo debo llegar al centro y debió haberme parado, para eso pago pasaje". Increíblemente, el chofer no aceptó que pagara el pasaje. Seguía subiendo gente, y quería avanzar hacia atrás de la micro. "Insisto - le dije, aun con el brazo extendido -, acepte mi pasaje". Insistí 4 veces y no hubo caso. "Entonces, permiso, viajaré gratis ya que usted me lo permite. Y pondré un reclamo a la línea". El chofer me miró y respondió: "No me interesa lo que hagai poh", y siguió reclamando. Así, avancé hacia atrás de la micro e intenté disfrutar del viaje.

Tomé algunas fotos de la micro aludida:
La micro por dentro, es la número 024, según la "Información al pasajero"
(la micro se vació en el Mall)
Micro 024, línea Mini Buses Hualpencillo, Placa Patente YU*1587
Cuando saqué esta foto de frente, el chofer me miraba con una cara...
A mí me da lata estas situaciones. No soy de esas personas que discuten por todo, pero encuentro que, si los choferes prestan un servicio, deberían darlo como corresponde. Mi caso no es aislado: ¿cuántas veces hemos oído de casos de choferes que insultan a los estudiantes, que viajan a exceso de velocidad, o que conducen con licencias falsas? Insisto: no son todos, de hecho, son los menos. Pero por la chita que te arruinan el día encontrarte con gente así.

En fin, hice mis trámites y me vine a casa. Espero que este pequeño artículo nos haga pensar en que, independiente del tipo de trabajo que tengamos, debemos intentar disfrutarlo y tratar bien a los demás, especialmente si damos un servicio como el de manejar una micro o, en mi caso, atender público en una caja. Nos vemos pronto, aquí, Donde Panchito.

¿Tan difícil es que esta imagen sea recurrente en las micros de Conce?
Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.

domingo, 2 de diciembre de 2012

185. Operación Panchito, parte 1

Y Panchito vuelve a la carga. Esta vez les relataré mi experiencia al operarme hace unas 3 semanas de un quiste que me apareció en el cuerpo. Entérate de todo lo que pasó desde que supe de la existencia de mi quiste hasta la operación en esta primera parte. En la segunda, contaré mi hospitalización, la dada de alta y mi recuperación. ¡A qué esperas! Entra ya
Hospitalizado, con buen humor :)
Ufff... por fin pude volver a las andanzas. Tenía algo botado mi blog. :D Lo cierto es que me siento feliz por lo que he logrado en estos 6 años en internet. ¿Has visto la cantidad de visitas que llevo? Al escribir este articulo sumamos ya 123.211 visitas, lo cual me tiene contentísimo. La cantidad de comentarios ya van en 803. (Apropósito, ya puedes comentar mis artículos a través de Facebook y automáticamente se publicarán aca en mi blog, para quienes les cuesta hacerlo desde aquí). Y todo esto se ha logrado gracias a ustedes, mis lectores que cada cierto tiempo se dejan caer por acá para leer mis historias. ¡A todos ustedes muchísimas gracias!

Llevo casi 3 semanas postrado en cama y sin poder moverme mucho. La razón es porque, como ya les había comentado, tenían que realizarme una operación de un quiste. Y pues que justamente ya me la hicieron el pasado martes 13 de noviembre. Pero, ponte cómodo siempre escribo eso, debo tenerlos chatos con esa expresión y entérate con lujo de detalles qué fue de mí durante estos tormentosos días pre y post operación.

¿Un qué?

A principios de año, específicamente durante el mes de febrero, comencé con algunos dolores en la parte final de mi columna, en el coxis. De hecho, sufría porque drenaba a diario. Sin embargo, se me pasó y nunca más me preocupé de ello... hasta en septiembre, cuando volvió ese dolor insoportable y con un drenaje mayor que en el verano. Preocupado, pedí hora con una doctora de medicina general. Era una señora de edad, y con experiencia, porque no se demoró ni 3 segundos en revisarme y me dijo: "Joven, lo que tiene usted es un quiste, así que lo derivaré a un cirujano". Yo me dije: "¿Un qué? ¿Qué es un quiste?". Eso fue a principios de octubre.

El cirujano me vio el mismo día, y claramente llegó a la misma conclusión: un quiste pilonidal. ¿Qué es eso? Pues bien, un quiste "es una bolsa cerrada con una membrana propia que se desarrolla anormalmente en una cavidad o estructura del cuerpo". De hecho, pueden ser peligrosos, a menudo debido a los efectos negativos que pueden tener sobre los tejidos cercanos. Pueden contener aire, flujos o material semisólido. Un quiste pilodinal (o sacro) está ubicado próximo al pliegue interglúteo, entre las nalgas, que frecuentemente contienen piel y restos. De ahí el intenso dolor al sentarme, por lo que no es nada gracioso tener este quiste. (tomado de los siguientes links de Wikipedia: 1 y 2).
Aquí podemos ver la ubicación del quiste y su extirpación, cortando toda
la zona aledaña, hasta el hueso (Coxis) 
Luego de hacerme una ecotomografía, donde se confirmó un quiste sacro de 3,5 cm, el cirujano me explicó que la única solución era la operación, puesto que si se seguía extendiendo iba a ser más complicado extirparlo. Además, el drenaje que tenía el quiste era indicio de que estaba infectado, por lo que era más peligroso tenerlo allí. Por lo que, luego de algunas deliberaciones con el cirujano, donde llegamos a los combos a las afueras de la consulta e incluso me amenazó con tirarme a los choros de su pobla, decidimos que la operación sería el martes 13 de noviembre a las 9 de la noche en la Clínica Sanatorio Alemán de Concepción, ubicado en Pedro de Valdivia.

Entrando a Picar

¿Alguien quiere una incisión?
La clínica
Y llegó el día. Siendo sincero, no estaba tan nervioso cuando ingresé a la clínica a las 3 de la tarde de ese día martes. Me dieron la habitación 313 del tercer piso (habitación doble, que es más barata). Luego de estar algunas horas allí viendo televisión, llega la enfermera y me dice: "Francisco, llegó la hora: debes prepararte para tu operación". Fue allí recién donde comenzaron mis nervios, pero... ¿qué más daba? Ya estaba allí: no podía dar pie atrás. Así que, luego de prepararme y ducharme, me pusieron una bata azul y me colocaron en una camilla. Me sacaron de la habitación y avanzamos por un pasillo hasta una puerta. Allí, me despedí de mis familiares (se me imaginaba como una escena de película o de estas series de emergencias, al estilo "Rescate 911" o similares). Eran las 8.30 de la noche y llegué al pasillo, frente al quirófano.

Mi estado anímico antes de la
operación XD
Respiré hondo... muy hondo... pero muuuuuuy hondo, porque estaba... en realidad, más que nervioso, estaba ansioso, porque era mi primera operación, y quería que todo saliera bien, y que terminara pronto para poder recuperarme luego. Estaba consciente de que todo este proceso estaba recién comenzando y que me faltaba una larga recuperación, pero igual tenía esa sensación de que podía apurar las cosas... al menos esa era mi impresión antes de la operación.

Estaba pensando en muchas cosas cuando, de la nada, aparece el anestesista, quien me comienza a explicar algunos detalles de las anestesias y el procedimiento pre-operación. Me hizo algunas preguntas, como si usaba alguna placa dental. Yo le sonreí y me dijo: "Ah, me doy cuenta que no". Llenó mi ficha y me hicieron pasar al quirófano...

¡Woooohhh! Una gran camilla blanca... una tremenda lámpara circular blanca... dos asistentes de blanco (mujeres), y allí estaba el cirujano poniéndose los guantes. "Hola campeón - me dijo -, ¿estás listo?". Y le respondí: "Nooo fíjate, no estoy listo, así que permiso, me voy a parar y me largo de aquí Sí doctor, estoy listo, comencemos no más para terminar lueguito". Las chicas asistentes se rieron como si lo que hubiera dicho haya sido un chiste. Ahí les paré el carro y les dije: "A ustedes no les pagan por reírse así que trabajen calladitas no más" XD. Me colocan una aguja en mi mano izquierda (véase imagen adjunta) donde me introdujeron suero y algunos medicamentos. Al mismo tiempo, el anestesista me pinchó el celular, con dos jeringas, en la zona terminal de la columna una anestesia. Automáticamente dejé de sentir mi cuerpo desde la cintura hacia abajo. De ahí me acomodaron boca abajo y comenzaron a entrar a picar para sacar en bendito quiste.

"Por favor, póngase la mascarilla"
Escuchaba cómo el cirujano cortaba mi piel con la navaja, pero no sentía nada por efecto de la anestesia. Intentaba mirar para atrás, pero una de las chicas me metía conversa para distraerme. En eso, el anestesista llega con una mascarilla unida a un tanque de oxígeno (bueno, no era oxígeno en realidad...), y me dijo: "Necesito que respires 3 veces y bueno... nos veremos a la vuelta jovencito". Respiré dos veces y de ahí no recuerdo absolutamente nada hasta que desperté en la sala de post-operados, 10 para las 12 de la noche.

"Estoy vivo" pensé, riéndome. "Wow, ya terminó... eso era todo". Una enfermera se acercó al verme despertar y le dije: "Por fin: el quiste era... el quiste dejó de existir. ¡Wow!". Se rió y me dijo: "Ya, pero tranquilito, no se mueva mucho. Por lo pronto lo llevaremos de vuelta a la habitación". Y yo, me quedé dormido.

La operación fue un éxito: el quiste fue extirpado y ahora venía el proceso de recuperación. ¿Cómo me fue? No te lo pierdas en la segunda parte de "Operación Panchito". ¡Gracias por leer y nos vemos pronto!

PS: ¡Hey! Donde Panchito ya está en Twitter. Sígueme haciendo clic AQUÍ. Además, si no te has unido a Facebook puedes hacerlo ACÁ o en Google+ por ACÁ.
_____________________________________________

Estoy en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+ y en Twitter. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

viernes, 16 de noviembre de 2012

184. Viajando con Panchito 9: Contulmo

En una nueva entrega de Viajando con Panchito, Panchito se ha internado en la provincia de Arauco para mostrarles un pequeño y lindo lugar llamado Contulmo. Échale una miradita
Contulmo, Provincia de Arauco, Región del Biobio
Como llegar a Contulmo
Nota: Este artículo lo hice unos días antes de mi operación, por eso hablo de aquella intervención quirúrgica como algo futuro, siendo que el martes 13 de noviembre fui operado del quiste.

Hoy he querido escribir un nuevo artículo de mi sección favorita: Viajando con Panchito. Y es que, quienes siguen constantemente mis artículos en internet, saben que me gusta viajar mucho. De hecho, gracias a mi bicicleta he viajado por todo Concepción. Aunque, con esto de mi operación, que ya será muy pronto, no podré usar mi regalona por al menos un año. ¡Qué frustrante! Pero en fin, no nos desviemos del tema. 

En la novena edición de Viajando con Panchito viajaremos a una linda y pequeña ciudad ubicada en el sur de la región del Biobío. Por el título, ya debes saber de qué lugar estamos hablando: me refiero a Contulmo. ¿Ya tienes listo tu equipaje? Pues, ¡Vámonos!

Viajando a Contulmo

¿Cómo conocí Contulmo? Llegado allá pos Pues corría el año 2007. Como mi madre estaba trabajando, sólo le dieron una semanita de vacaciones, por lo que no pudimos viajar muy lejos. Decidimos, entonces, como familia, viajar a Contulmo, ciudad ubicada en la Provincia de Arauco. Para poder llegar allá, debemos cruzar el Río Biobío hacia San Pedro de la Paz, y de ahí tomar a mano derecha la Ruta 160 hasta la localidad de Tres Pinos (véase mapa). En ese pueblo hay una bifurcación hacia la derecha, que va a Lebu. Nosotros debemos continuar derecho, pasar Cañete, y en otra bifurcación, doblar a mano izquierda, bordeando el lago Lanalhue, hasta la localidad de Contulmo. Mi diario de vida, mi fiel compañero desde enero de 2003 a marzo de 2012 (sí, ya dejé de escribir en él), relata lo siguiente al llegar a Contulmo:

"Llegamos a eso de las 4 de la tarde a Contulmo. Para llegar, tuvimos que bordear el lago Lanalhue, que en mapudungún significa Alma Perdida. Es hermoso: muy lindo. Nos bajamos en la plaza de armas de Contulmo, y nos sacamos fotos"

Mi diario también relata la odisea para buscar alojamiento, durante 5 horas, pero gracias a Dios logramos conseguir uno a la entrada de la ciudad.
Hasta acá arriba llegamos buscando alojamiento. Al medio de la foto,
tirado un poco hacia la derecha, se ve Contulmo. La masa de agua a la izquierda
es el lago Lanalhue.

Un poco de historia

Contulmo (que en mapudungún significa Lugar de paso) se creó hacia finales del siglo XIX con una colonia de alemanes que, gracias al gobierno de Chile y el de Alemania, construyeron un poblado entre los pantanos que orillaban el lago Lanalhue. En este pueblo convergen tres culturas: la alemana, la criolla y la mapuche. Su población asciende a casi 6000 habitantes, de los cuales 2000 son pertenecientes a una de las 12 comunidades mapuches existentes. También existen una pequeña cantidad de descendientes italianos, que llegaron de la cercana ciudad de Capitán Pastene.

Atractivos turísticos

A lo largo de sus calles podrás notar las construcciones claramente con tintes alemanes
Entre los lugares que se pueden visitar, especialmente en verano, son la plaza de Armas y el Lago Lanalhue. Recomiendo que alojes aquí y puedas visitar hacia el sur, la ciudad de Tirúa y, también, yendo al este, la ciudad de Purén.

En la Plaza de Contulmo (se me cayó el carnet) XD
La presencia de Mapuches en Contulmo es notoria
La plaza es relativamente frondosa. Cuando fuimos el año 2007, nos refrescaron bastante los arbolitos que habían en ese lugar, por el horrible calor que allí había. De hecho, nunca sentimos frío en los 3 días que estuvimos alojando en Contulmo, por lo que posee un excelente clima para pasear incluso de noche. En verano se realiza la Semana Contulmana, con shows artísticos y ferias artesanales, justamente en la plaza de Armas. Como fuimos en febrero, justo nos encontramos con esos shows, y estaba presentándose los Chacareros de Paine, un reconocido grupo folclórico de Chile.

El lago Lanalhue es, sencillamente, precioso. A lo largo de sus orillas podremos encontrar cabañas a un precio relativamente accesible, y zonas de picnic y camping. Es un largo tranquilo, aunque si corre mucho viento pueden levantarse unas pequeñas olas. Ideal para descansar y relajarse, tomando solcito con precaución.
Los chacareros de Paine en la Semana Contulmana
El lago Lanalhue
Saliendo de Contulmo, hacia el este, nos internaremos en la Cordillera de Nahuelbuta. Es la misma que se inicia en Concepción, al sur del Biobío (Andalué, por ejemplo, está construído en las faldas de esta cordillera). Es un recorrido sinuoso y lleno de verdes bosques. En pocos kilómetros podremos llegar al Monumento Nacional Contulmo. No he tenido el placer de visitarlo. Pero les dejaré algunas fotos para que se entusiasmen.




Contulmo es un pequeño poblado que cuenta con los servicios básicos. Es un lugar tranquilo, donde podrás descansar y relajarte. De aquí, dejando nuestro equipaje en el hospedaje, viajamos más al sur. De este viaje te hablaré en el siguiente Viajando con Panchito. ¡Saludos!
_____________________________________________

Estoy en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+ y en Twitter. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

miércoles, 31 de octubre de 2012

183. ¿De dónde salieron las "Frases de Oro"?

Después de muchos meses teniendo absolutamente botada esta sección, volvieron las Frases de oro. Léete algunas más y averigua de dónde surgió esta idea tan ridícula de anotar cada frase incoherente que escuchaba. ¡Ah! También puedes aportar con frases, ya sean tuyas o que hayas escuchado o leído
El cuaderno de las frases de Oro (aun lo tengo)
Viajemos al pasado. Vayamos al año 2006, específicamente en marzo. En ese año yo, Panchito. todavía ni tenía en mente crear lo que hoy conocemos como Donde Panchito. Estaba entrando a clases, en 3ro medio (secundaria). Comenzábamos también con el segundo año de la fastidiosa Jornada Escolar Completa (JEC)*. Entre los profesores nuevos que llegaron al colegio, estaba nuestro nuevo y flamante profesor de Física, cuyo nombre omitiremos para que, si es que alguien lo conoce, no llegue a saber de su existencia, puesto que no lo dejaremos muy bien parado que digamos.
Hasta yo me mandé una que otra frase en el colegio (foto de febrero de 2007)
Este profesor, si es que podemos catalogarlo como tal, en realidad no tenía ni una noción de lo que es ser profesor. Son de estos que llegan a la sala y escriben en el pizarrón, y escriben y escriben y escriben... y ni siquiera explicaba lo que anotaba. Sólo decía: "Esto entrará en la prueba". Pero, con el correr de los meses, comenzó a explicar la materia... pero el problema es que, al hablar, decía tantas cosas tontas y hablaba tan mal, que en ves de poner atención a la materia, lo que hacía era poner atención a las frases incoherentes que decía. Cuando dijo su primera frase (Un cabro chico molesta porque es molestoso), nació la idea de escribirlas en un cuadernito. Con el tiempo, fui acumulando muchas, no solamente del profesor, sino de mis amigos, familiares, y frases que escuchaba en la televisión. Así nacieron las "Frases de Oro", una burda copia de "Grandes pensadores", una sección del programa de televisión "CQC", Caiga Quien Caiga.

Mi ex-colegio, en 2007
Avanzando el año, continuaba con mi maratónica misión de escribir cada frase tonta, incoherente y sin sentido que pudiera escuchar o leer. En mayo, como debes saber, inauguré mi sitio de internet Panchito on Line, y la sección más visitada era justamente las Frases de Oro. De hecho, hubo algunos que pedían que publicara los nombres de quienes decían aquellas frases, pero esa idea fue desechada, por respeto a quienes la dijeron. Para cuando me traspasé a mi actual blog, en noviembre de 2007, la idea era continuar con esta sección, mas al correr el tiempo me di cuenta que ya casi nadie pescaba Frases de Oro, por lo que decidí publicar otros tipos de artículos. Sin embargo, hoy me dieron ganas de poner más frases. Total, como el blog es mío, yo publico lo que quiero XD

Dejo, entonces, algunas frases de oro antiguas. Aun no publico las que anoté el 2007, el 2008 en la Universidad, y unas pocas que he escuchado últimamente. Recuerda que puedes aportar frases raras y tontas a través de los comentarios o en el Facebook de Donde Panchito. Pero, seamos sinceros: este artículo es un mero relleno mientras termino los bocetos que tengo acerca de otros temas, y espero que salgan a la luz durante los siguientes días. ¡Nos vemos pronto!

301. A principios de año... no, no, miento: a principios del primer semestre...
302. Personas como Osama Bin Laden, Sadam Hussain, Hamas.
303. Siglo noveno: XI
304. Que sea claro en lo que, por último, lo sacamos de su correo.
305. Y dense algunas por ejemplo.
306. Alguna pregunta sobre yo quiero que para la fecha lo tengan listo.
307. El Corán tiene muchas cosas iguales a la Biblia, pero es distinta a la Biblia.
308. Si comparáramos a un Islámico con un Cristianismo...
309. Miles de musulmanos.
310. ¿Quién de los dos que dudo que puede ser que es?
311. Los científicos más notables... experimientos.
312. De los primeros principios hasta nuestros tiempos.
313. La línea del tiempo va máximo cinco.
314. El tigre de Kellogs se llama "Toño".
315. ¿Dónde? En la Pinacoteca. ¡Y Gratuis!
316. La señorita dos personas van a leer: ustedes dos pues.... Angie y Felipe Carrasco.
317. El triángulo rectángulo es un triángulo con forma de rectángulo.
318. Un triángulo rectángulo es un triángulo cuyo ángulo recto es igual a 90°.
319. Y los números van a pertenecer a los príos pitagóricos.
320. Y así como René, que se usa para hombre o mujer. Es decir: tío René, o tía René.
321. En plena edad media HUBIERON hombres que siempre anduvieron en el nombre del Señor.
322. No es malo, todo lo contrario: no es malo.
323. A mí me fascinan las pirámides de los mayas y los egiptos.
324. La inteligencia intrapersonal y cuando uno se enterme a mí mismo.
325. Cuando lo atrapemos, nuestra misión será atraparlo.
326. Lucas escribió la carta a los hebreos.
327. Tienen que responder las preguntas. Primero, elegir a quién elegirán...
328. Estábamos viendo la fuerza en... y la masa... la fuerza gravitatoria.
329. Esta es una constante y 9,8 m/s... entonces... tenemos... y esta es... vemos una constante.
330. - ¿Por qué tanta conversación?
        - Porque somos conversadores.
331. La cuestión es fácil: esto es un cuadrado equilátero.
332. La trigometría.
333. Estábamos multiclando.
334. Del año Windows 93.
335. Hay hombres que han sido violados por... violados.
336. Lamentablemente los chilenos son muy americanizándonos.
337. Este hombre... Martín Cárcamo es su apellido.
338. El libro es mexicano... de alguna manera quizás sea norteamericano.
339. Es verdad: tú eres el hijo de tu padre.
340. Si hubiera tenido buen promedio, hubiera estado en el lenguajístico.
341. ¿Cómo no voy a saber que Snoopy es el perro de... de... cómo... Snoopy poh.
342. ¿Dos bailes por pareja? Entonces 2 por 14, son 14 bailes.
343. Uno partido por uno por... y se invierte.
344. El compadre sufre el... sufrimiento.
345. ¿Dónde diablos está Dios? Yo soy yo, lo que soy. Yo soy lo que soy,  y punto. ¿Pueden entender eso?
346. Ustedes saben que tenemos los valores "a", "b", "c" y "d". Entonces, ¿cómo se llaman estos números?
347. La profesora tuvo una trauma.
348. No sé si les gustaría ser otros atrás metamorfosearse.
349. El amor de pareja es... un amor... eh... entre parejas pues.
350. - Ella tiene una pinta de peruana...
        - Pues órale mano.
        - ¡¡Jajajja!! Habló como argentina.
351. Y esas espinas que hacen sangrar sangre.
352. El sexto lago más grande del mundo se secó porque no tiene agua.
353. Tengo la mochila negra, como dice la canción.
354. Tengo tanta sed que me comería una vaca entera.
355. Que ahí dice que... que... coronas de rosas... que... y eso.
356. - ¿Cuánto es 8 x 3?
        - 25... No, es broma... es 18.
357. - Yo no puedo ver en la pizarra sin lentes.
        - Es que es daltónico.
358. Y nos vamos rápidamente, no tan rápido.
359. Algunas veces hacen preguntas tan, pero te quedas callado.
360. Es la M, como la de Harry Potter.
361. Estamos todos riéndonos muertos de la risa.
362. Panchito, estai rico... ¡Ay! Me salió verso.
363. Lo más bien que no puede hablar, pero conversar sí.
364. Si las moléculas el que no escribe tendrá su recompensa en el libro.
365. ¡Miren! ¡La pileta! ¡No se mueve!
366. Señor: te doy gracias por este día Señor, por esta semana de oración Señor. Señor, que ilumines Señor sus corazones Señor y que te acepten Señor como su salvador Señor. Te lo pido Señor en el nombre del Señor Jesús... amen Señor.
367. ¿Qué están viendo? ¿Algún programa? ¿Algún juego? ¿Algún concurso? ¿Algún azar?
368. Imagínense imaginariamente un cubo imaginario.
369. Es que algunas veces ustedes son... te sientas.
370. Estas curanderas asistían en las casas, ayudaban a personas, hacían partos.

<< Frases anteriores
___
*: La JEC estipulaba que la jornada de clases comenzaba a las 8.00hrs y terminaba a las 16.15hrs, por lo menos en mi establecimiento. Antes de la JEC, las clases iniciaban a las 8.00hrs y terminaban a las 13.00hrs.

lunes, 22 de octubre de 2012

182. Su majestad la ciclovía

Uno de mis hobbies favoritos es andar en bicicleta (a quien de cariño le digo "La Regalona"). De hecho, eso lo comento en mi saludo de bienvenida al decir: "Me encanta andar en bicicleta, de hecho, es mi hobbie favorito". Me relajo y disfruto mucho cuando ando por horas y horas. Sin embargo, pareciera ser que no todos quieren ver bicicletas por las calles... o por lo menos, con sus actos demuestran que poco les importa que hayan ciclistas. Ponte cómodo: hablemos de las ciclovías
Una ciclovía bien construida 
En algunos días más estaré allí
Hoy desperté a eso de las 8 de la mañana. Mi gato estaba haciendo desorden en el dormitorio de al lado, por eso me obligó a levantarme y, agarrándolo, lo eché para la cocina. Me disponía a acostar de nuevo cuando... ¡Ups! Tenía que ir a control médico... ya saben, los exámenes pre-operación que debo hacerme, para ver si mi cuerpo está en óptimas condiciones para la operación que, si todo sale bien, será la semana entrante. Igual ahora estoy un poquito nervioso, pero confío en Dios de que todo saldrá bien.

Luego de hacerme los exámenes de sangre (en ayunas), llegué a mi casa e hice los quehaceres del hogar. Almorcé y me propuse salir a andar en bicicleta. Me encanta hacerlo: mi bicicleta ya es parte de mi vida, y voy a todas partes con ella. De hecho, al trabajo voy y vuelvo en mi querida bici, bici que ya tiene 11 añitos, pero que no pienso cambiar por nada del mundo.

Mi regalona, posando en la
Ruta interportuaria
Salí a eso de un cuarto para las cuatro de la tarde. A dos cuadras de mi casa hay una ciclovía. Apenas entré en ella me pillo con dos peatones (un hombre y una mujer) que caminan yendo a la misma dirección que yo. Frené detrás de ellos y les dije: "Permiso". La mujer, joven, se da vuelta y me dice: "Pero pasa por al lado". Le respondí: "Yo no tengo por qué moverme. Esta es una ciclovía, para bicicletas. La vereda esta allá", y le indiqué la vereda, que estaba a escasos 4 metros de distancia. De ahí, la mujer comenzó a decir quizás qué cosas, enojada. Yo ni la escuché, porque iba escuchando música. Pero esa reacción me hizo pensar y, decidido, luego de dar una buena cicletada y de ducharme, comencé a redactar este artículo.

Según Wikipedia, una ciclovía es "el nombre genérico dado a parte de la infraestructura pública u otras áreas destinadas de forma exclusiva o compartida para la circulación de bicicletas". Si bien es cierto existen muchos tipos de ciclovía, los más comunes son los que son independientes a la calle, o las que van unidas a una vereda. Y, aunque yo pensaba que las ciclovías eran algo relativamente nuevo, en Estados Unidos se construyó una de las primeras en el año 1897, siendo inaugurada en 1900. Si bien es cierto fue un fracaso, puesto que tenía peaje, fue un precursor de las ciclovías de la actualidad.
Ciclovía en California, Estados Unidos, de 1900. Su extensión era de 14,5 km. Hasta esta
ciclovía está mejor construida que muchas que hay ahora en Chile.
Ciclovía en Av. La
 Reconquista, Hualpén
Lamentablemente, acá en Chile existen muy pocas ciclovías. Y, podríamos decir, que Concepción es privilegiada en ese aspecto, puesto que tiene algunas ciclovías a lo largo de sus comunas, construídas en el año 2005. El problema, aparte de que algunas ni siquiera están unidas, es que las personas tienen poca o nula cultura con relación a las ciclovías. Por ejemplo: ¿cuántas veces hemos visto personas caminando tranquilamente en la ciclovía y los ciclistas deben esquivarlos? Ni siquiera poniendo letreros de "Sólo bicicletas" se resuelve el problema. El problema está en la mente de las personas, que piensan que pueden hacer lo que se les antoja.

Aparte de eso, debemos lidiar con algunas ciclovías que lisa y llanamente están horriblemente mal construidas. Veamos algunos ejemplos:

Excelente por donde pasa la ciclovía. ¿Y si hubiera harta gente comprando? ¿Por dónde paso?
El medio forado en la ciclovía. De noche costalazo seguro.
El forado de la foto anterior se quedó chico al lado de éste.
Y qué mejor que una caja gigante con una puerta en medio de la ciclovía
Cuidado con el árbol.
Sin comentarios
Zig Zag Zig Zag...
Pero, volviendo al tema de las personas con poca cultura, o cachativa, curioso resulta, entonces, ver peatones que reclamen porque hay vehículos estacionados en las veredas, impidiendo el paso de las personas. Reclamo legítimo por lo demás, pero... ¡Qué sabe uno si, esa misma gente que reclama por sus derechos, se echa al bolsillo el derecho de los ciclistas a usar las ciclovías caminando en ellas! Y más curioso resulta que, cuando les hacen ver su error, se enojan, como la jovencita de la experiencia contada al principio. Algunos, incluso, argumentan que los ciclistas algunas veces pasan por donde se les da la regalada gana. Y claro, es verdad, porque no hay ciclovías en todos lados.

Imaginémonos, por ejemplo, que quienes usamos la bicicleta sólo pudiéramos usar las ciclovías para andar en bici. Sería tonto, ¿no? Yo no andaría 2 cuadras con la bicicleta a cuestas para llegar a una ciclovía, andar unos 2 minutos en ella, y luego a cuestas con mi bici nuevamente durante 15 minutos para llegar a mi trabajo. Es cosa de lógica, entonces, poder andar en bici en todos lados, así como todos los peatones pueden caminar por donde se les plazca. Pero en una ciclovía LA PREFERENCIA SIEMPRE LA TENDRÁ LA BICICLETA, especialmente en ciclovías exclusivas, sin vereda a los lados. Pero, claro está, no toda la gente entiende eso.

Opté por lo más sano: sólo esquivar a la gente. Pero detesto que caminen por la ciclovía: como si tuviéramos tantos lugares para usar la bicicleta tranquilamente... ¡Ah! Y mi bici tiene una bocina, para tocarla en caso de que algún peatón imprudente se cruce y, así, no gastar más saliva en discusiones vanas. Y recuerda: si quieres ser respetado como peatón, respeta también a quienes usamos la bicicleta como medio de transporte. ¡Nos vemos!
_____________________________________________

Estoy en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+ y en Twitter. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

sábado, 13 de octubre de 2012

181. Sobreviviendo en una sociedad sin respeto

Habría que estar muy ciego como para no darse cuenta de que la sociedad va en franca decadencia. Y no me refiero al grupo musical "La Sociedad", sino a la sociedad humana en su conjunto. Dos hechos específicos me han hecho meditar en la teoría del yoísmo, y de que cada vez hay más personas que no les importa los demás, sino sólo su interés propio. Te invito a que reflexiones leyendo este artículo.
Una sociedad cada vez más irrespetuosa
¡Qué rabia! De verdad que este artículo debe ser el que comienzo con más rabia de los 213 que he escrito en este blog. ¡¡Rabia de cómo puede haber tanta gente inculta, rota, irrespetuosa, y un sin fin de otros calificativos...!! Pero no quiero caer en la misma palabrería de ellos. Yo no quiero llegar a ser un inculto, roto o irrespetuoso faltándoles el respeto a aquellas personas. Pero, lisa y llanamente, pareciera ser que algunas personas necesitan un tate quieto para que reaccionen y se den cuenta de cómo son.
Tan molesto estoy, que tuve que poner en Youtube un vídeo con el sonido del mar, para poder relajarme. Y vaya que resulta. Claro, no es lo mismo estar en frente del mar, escuchando el rompimiento de las olas en las rocas costeras, que estar acostado en tu cama escribiendo un artículo y escuchando un vídeo del mar. Pero la sensación de relajación es parecida... me hace meditar... meditar en que vivimos una sociedad cada vez peor. Una sociedad donde nadie respeta a nadie, y quedas como bicho raro si tratas respetuosamente a los demás.

Pero, ¿por qué estoy tan enrabiado? ¿A qué se debe que diga que vivimos en una sociedad donde nadie respeta a nadie? Ponte cómodo: te contaré dos experiencias que me pasaron justo ayer viernes, y luego saca tus propias conclusiones.

En la micro, yendo al médico
Aprovecho la instancia para comentarles que, hace unos días, me diagnosticaron un quiste en la zona sacra (esto es, un poco más abajo de la columna), por lo que deberán operarme en los próximos días. Eso quizás haga que deje un poco de lado mi blog, ya que no podré actualizarlo por estar en reposo. Pues hoy fui al médico para hacerme unos exámenes para corroborar el quiste. Y, al tomar la micro, junto con mi madre, nos encontramos con la misma historia de siempre: la micro totalmente llena.

¡Hey! Cede el asiento
Pero para mí eso no fue lo más molesto. Lo que me molestó fue que, junto con nosotros, se subió una señora de edad. Bueno, bueno, eso tampoco me molestó XD Lo que me molestó fue que NADIE fue lo suficientemente respetuoso para cederle el asiento, aun cuando en las micros hay una pegatina que dice: "Estudiantes: es signo de cultura ceder el asiento a mayores de edad". Y es que, en realidad, no es necesario ser estudiante para ceder el asiento. Habría que ser muy pavo como para no despailarse y ceder el asiento.

En los primeros asientos (donde yo quedé parado, ya que no pude avanzar mucho), viajaban dos jóvenes, que no pasarían los 25 años de edad. Sé que vieron a la señora... pero ninguna se paró. ¡Qué vergüenza! Y ojo: esos asientos son preferencias para tercera edad. ¿Dónde está el respeto? Por el suelo... y nadie lo recoje... Me hace pensar en que esta sociedad es muy egoísta, y va en franca decadencia. Bien dice cierto libro antiguo, del cual mucha gente se burla o ni la pesca, ese libro fantástico llamado Biblia: "En los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo,[...] ingratos, [...] insensibles, [...] enemigos de todo lo bueno" (2 Timoteo 3:1-5) ¡¡Qué imagen tan realista con respeto a la sociedad actual!! ¿Acaso no está la humanidad con estas características?

Por favor, si tú eres joven, recuerda que algún día llegarás a ser viejo. ¿Te cuesta ceder el asiento a mayores de edad? Ahhh, seguramente también mereces descansar mientras viajas en la micro, ¿cierto? Pues, te digo: descansa en tu casa. Una señora de 85 años que apenas pueda subir a la micro no puede, ni debe, viajar parada. Es tu deber moral ceder el asiento. Piensa por un momento: Si tú tuvieras 85 años, te cuesta caminar, apenas puedes subir a la micro, y ves que nadie, NADIE, absolutamente NADIE te cede el asiento, ¿cómo te sentirías? Y anda a alegar, porque los jóvenes de ahora andan tan sensibles, que les dices una palabrota y te sacan los derechos humanos y quizás qué otras cosas.
¡Hey! No es necesario que tú seas parte de un sistema yoísta: una sociedad que sólo piensa que primero "yo", segundo "yo", tercero "yo" y último... "yo". Mostrar un pequeño acto de cortesía, como ceder el asiento, dar las gracias, pedir por favor, o pedir permiso, no sólo demuestra respeto: demuestra que eres una persona educada que valora al prójimo y la trata como lo que son: personas de carne y hueso... como tú.

¿Acaso es tontito?
Lo relatado anteriormente ocurrió en la mañana. No sabía lo que me iba a esperar en la tarde. En el trabajo, como cajero, me tocó la caja express, donde sólo se permiten un máximo de 10 unidades. Es decir, no pueden pasar carros llenos, por lo que el cajero, en este caso yo, debo indicarles que se cambien de caja. Pero no sé si la gente no sabe leer español que igualmente pasan con carros, aun viendo los dos letreros que indican "Máximo 10 unidades". Intento ser amable con esas personas, y algunas me responden amablemente, e incluso me piden disculpas. Pero hay otras que, sinceramente, sacan de quicio. Una señora me dijo que "yo no tenía ganas de atenderla" porque la eché de la caja por llevar un carro lleno. Otras personas me han tratado de "flojo", "sacador de vuelta" y otras cosas más, tan sólo por respetar la caja. Pero lo de hoy, casi me hace llorar de pena y de impotencia.
Insisto: NO ES FÁCIL ser cajero
A eso de las 8.30 de la noche había una fila considerable de gente en mi caja, y al atender mucho público, la caja se bloquea al llegar a cierta cantidad de dinero, para que obligadamente una supervisora me retire el dinero y no tenga yo el riesgo de que me roben mucho dinero. Pues justamente eso ocurrió: se bloqueó la caja y la supervisora llegó a mi caja. Mientras me retiraban el dinero, la supervisora me cuenta cosas y yo le respondo y así nos reíamos; claro, mientras me sacaba el dinero. En eso, un par de señoras, mal educadas por cierto, comenzaron a decir que apurara la causa, porque estaban apuradas. Dígame usted, estimado lector: ¿Qué culpa tiene el cajero que de ellas vayan apuradas? ¿Qué culpa tiene el cajero de que el supermercado tenga pocas cajas abiertas? Claramente se sabe que el cajero no tiene la culpa: al fin y al cabo, es un peón más del ajedrez llamado Supermercado. Pero eso pareciera ser que a los clientes se les olvida.>

Es comprensible que aleguen por la poca cantidad de cajas, pero ¿Será necesario faltarle el respeto a quien les da un servicio? La historia prosigue: la siguiente persona que pasó por mi caja, tenía un problema con su tarjeta al pagar, por lo que comenzamos a demorarnos. El par de señoras comenzó a increpar a la clienta que tenía el problema con la tarjeta. La cosa no se veía muy bien, porque al atender al par de señoras, una de ellas le dijo a la otra: "Y más encima el cajero es choro".... recuerdo perfectamente cómo eran esas señoras (por si algún día leen este artículo, o por si alguien las reconoce): una era rubia, flaca, de unos 55 años de edad, y la otra era de contextura más gruesa, de pelo negro, con lentes, de unos 50 años. Intenté por todos los medios explicarle a la señora de lentes que no era culpa mía que hayan tantas filas. Todo fue en vano: me interrumpía y decía: "¿Sabí qué más? No quiero escucharte más". Le entregué el vuelto y le respondí: "Entonces, puede irse. Muchas gracias". Y proseguí con el siguente cliente.

Mi empaque me contó más tarde que, mientras la señora de lentes me hacía callar, la señora rubia le había dicho que yo era un tontito, o dicho de otro modo, un enfermo mental que no tenía más cabeza para ser más que un cajero. Mi empaque me defendió, claro está. Pero saber eso me hizo casi llorar... no miento que se me pusieron los ojos llorosos. Indirectamente menoscabó mi trabajo y, de paso, me menoscabó a mí mismo. ¿Acaso es fácil ser cajero? Basta con que leas tooooooooodas mis experiencias que he tenido para que te des cuenta que NO, NO ES FÁCIL. Y se exige concentración y MUCHA PACIENCIA para tratar con personas... como este par de señoras.

Respetar a los demás te dignifica
Qué curioso. Siempre pensé que las personas de más edad tenían más respeto que los jóvenes de la actualidad. Pero veo que estoy equivocado. Mi teoría se ha derrumbado: la edad no es sinónimo de respeto. La ecuación no es tan así como que, mientras más edad, más respetuoso. La ecuación es: mientras más educación, más respetuoso. ¿Habrán ganado algo las señoras con insultarme y hacerme enrabiar? Claro que no, la fila seguía allí, yo no me apuré. y todos nos enojamos. Yo perdí 800 pesos en mi caja, quizás por el nerviosismo y el mal rato que me hicieron pasar estas señoras.

Estimado lector: no nos hagamos los ciegos. La cosa no anda bien. La gente anda alterada, con poca paciencia, descriteriada, insolente y mal educada. Pero no debemos ser como el resto. ¡Sí se puede ir contra la corriente! Ser respetuoso con los demás habla bien de tí, das un excelente ejemplo digno de imitar, y lo mejor de todo... ser respetuoso con tu prójimo te llevará a respetarte a tí mismo. Espero que este artículo haga pensar a más de alguno que aun podemos cultivar buenos modales para llevarnos bien con los demás.
Se sabe....
¡¡Ahhh!! Durante todo este artículo estuve escuchando las olas del mar... y fue tan rico... ¡Relajante! Boté todo el estress del día de hoy. Y con este artículo me he desahogado. Espero tenerles prontamente una nueva entrega. ¡Recuerda! Tu comentario me es importante. Déjalo a continuación, bajo el artículo. ¡Hasta pronto!