158. Las ventajas de no celebrar Navidad

Navidad, Navidad... todos la celebran... todos la "disfrutan"... ¿Todos? No, todos no. Yo no la celebro. ¿Quieres saber por qué? Pues aquí lo sabrás
Navidad, Navidad, ajetreada Navidad...
Antes de comenzar: respeto a todas las personas que por diferentes circunstancias desean celebrar esta festividad el próximo 25 de diciembre. Pero así como yo respeto a quienes la celebran, también pido que respeten mi posición de no celebrarla, por las razones que expondré en este artículo. Ahora comienza mi artículo.

Diciembre... se acaba el año. ¡Cómo pasa el tiempo! Siento que este año se ha pasado volando. Y así como el 2011 se fue volando, mucha gente este mes anda, literalmente, volando contra el tiempo, porque se les viene una fecha muy importante. ¿Cuál? La Navidad. El 25 de diciembre se celebra en todo el mundo el nacimiento de Jesús, quien dio su vida por todos nosotros. Pero, si tú eres una de esas personas que vienes leyendo mi blog de hace tiempo, sabrás que por allá por el año 2009 escribí un artículo indicando que no celebraba la Navidad.

Ahora bien, no habrá quien me tilde de fome por no celebrar alegremente aquel acontecimiento, y que soy un amargado por no hacer regalos. Por eso, cabe preguntarse: ¿Habrá alguna ventaja el no participar en la Navidad? "Pero, ¿estás loco? - quizás pienses - ¿Cómo piensas no celebrar la Navidad?". Estimado lector: ponte cómodo. Déjame explicarte las razones por las cuales no celebro nada el 25 de diciembre.

1. El ajetreo de fin de año
Apúrense que los regalos se acaban... ¡Esperen! ¿No que los regalos
los trae Papá Noel? ¬¬
Yo, como cajero, puedo dar fe de que en diciembre todos andan vueltos locos por los regalos de navidad. Claro, no es necesario ser cajero para darse cuenta que, después del 15, los locales comerciales rebosan de gente desesperada por comprar regalos. A eso hay que sumarle la presión del sistema para que compres regalos a todos los familiares: papás, hijos, cónyuges, nietos, abuelos, suegros jajaja ¿alguien le hace regalos a los suegros? :P ... e incluso a los primos en 1er, 2do, 3er, ............... 9no y 10mo grado. ¡¡Todos quieren aunque sea un regalito pequeño!! Todo esto comienza a afectar la tranquilidad de las personas, y por eso puedes darte cuenta que en el centro andan todos alterados. Todos conducen a la ofensiva, todos insultan a medio mundo díganmelo a mí que soy cajero y eso afecta la salud a la larga, ¿no? 

¿Ventajas de no celebrar Navidad? Muchas: no tengo la presión de comprar regalos por obligación. ¿Qué es mejor? ¿Que te regalen algo simplemente porque es una fecha donde todos lo hacen? ¿No es mejor recibir un regalo porque quien te lo hizo le NACIÓ hacerlo? ¡Ah! Y lo mejor es que diciembre para mí es un mes tranquilo, sin el stress propio de estas festividades. ¿Qué mejor?

2. Los enormes gastos para celebrar Navidad
Carrito lleno... billetera llorando :P
En el supermercado donde trabajo, las filas son interminables para comprar comida, bebidas, cervezas y cuanto haya en las góndolas para celebrar como Dios manda. Sin mentir, he visto gente comprando hasta 200 mil pesos sólo en comida. ¡Por la chita que sale caro celebrar como Dios manda! 

Y eso que no he mencionado que mucha gente compra a cuotas... ¡¡Incluso hasta en 24 meses!! O sea, no llegas a la mitad de la deuda pagada de la navidad pasada cuando debes pensar en la siguiente navidad que ya se viene encima.

Claro, no puedo meter a todos en el mismo saco. No todo el mundo gasta exorbitantes cifras de dinero en comprar cosas para año nuevo. Pero hagamos una suposición. Pongamos por ejemplo que yo estoy casado y, junto con mi esposa y mis dos hijos, decidimos este año celebrar navidad. ¿Cuánto nos saldría? Veamos.
  • Árbol de Navidad: $50.000
  • Adornos para el árbol: $15.000
  • Regalos de Navidad (promedio): $50.000
  • Luces para adornar el exterior de la casa: $8.000
  • Alimentos varios para comer en Navidad: $100.000
  • Cuenta de la luz: $40.000
  • TOTAL: $263.000
En promedio (insisto, sólo un promedio), podríamos gastar fácilmente $263.000 sólo en Navidad, sin contar para Año Nuevo, que es sólo 7 días después. ¿Qué bolsillo podría aguantar fácilmente tamaña suma de dinero? Por eso, muchos se endeudan como indiqué anteriormente. Y, al hacerlo, pues pagan más por los intereses. O sea, que si pago los $263.000 a 12 cuotas, con los intereses fácilmente podría llegar a los $300.000 o incluso más.

¿Ventajas de no celebrar la Navidad? A simple vista, no derrocho mi plata en luces y árboles que sólo usaría una vez al año. Con los gastos anteriormente mencionados podría comprar 263 kilos de pan, lo suficiente para alimentar a una familia por 4 ó 5 meses. ¿Y qué me dice de comprar 439 litros de leche? ¿O 659 paquetes de fideos? ¿Y qué tal mejor 188 litros de aceite? Sólo son comparaciones.

No tengo la presión de gastar y gastar y endeudarme más allá de lo que mis circunstancias me permitan pagar a futuro. Muchas personas terminan en depresión al ver la muralla de deudas que se le vienen encima. Esa es una ventaja que me alegra la existencia.

Claro, muchos me dirán que gastar impulsivamente, endeudarse hasta el cogote y andar estresado y alterado no sólo ocurre en Navidad. Y es verdad, quizás la Navidad no sea el motivo exclusivo para tener esos comportamientos. Pero la tercera razón por la cual NO celebro la Navidad tiene que ver con una palabra que mucha gente usa, pero poca entiende. La palabra es MENTIRA.

3. ¿De verdad nació Jesús un 25 de diciembre?
¿Pastoreando afuera en invierno? :S

Pasemos a otro aspecto. Hablemos desde el punto de vista cristiano. ¿Será verdad que Jesús nació un 25 de diciembre? Veamos algunas de pruebas y veamos qué dice la Biblia al respecto.

Seguramente conoces el relato en que habían pastores con sus ovejitas cuando aparecieron los ángeles anunciando el nacimiento de Jesús. Lucas 2:8-11 indica que estaban justamente afuera, en el campo, de noche, cuando ocurrió este acontecimiento. Usemos la lógica. ¿por qué habrían de estar los pastores con sus ovejas en el campo, afuera, en pleno invierno? Recordemos que Belén está en el hemisferio norte y, por lo tanto, allá es invierno mientras que acá en Chile es verano. Y en Belén sí que nieva en invierno. Claramente no es lógico.

Otra prueba: El relato de Lucas nos indica que, para el nacimiento de Jesús, Augusto César, emperador del Imperio Romano, había decretado un censo en sus fronteras (Lucas 2:1-4) No sería lógico pensar que Augusto haya hecho este censo en el invierno, conociendo a los judíos, que no apoyaban de buena gana el gobierno Romano.

Las Saturnales: tiempo de jarana
Otros datos: The Encyclopedia Americana explica: "La razón para establecer el 25 de diciembre como la Navidad no está muy clara, pero por lo general se sostiene que se escogió el día porque correspondía con las fiestas paganas que se celebraban alrededor del tiempo del solsticio de invierno, cuando los días empiezan a alargarse, para celebrar el 'renacimiento del Sol'. [...] Las saturnales romanas (una fiesta dedicada a Saturno, el dios de la agricultura, y al poder renovado del Sol), también tenían lugar en este tiempo, y se cree que algunas costumbres navideñas tengan sus raíces en esta antigua celebración pagana".

Curiosamente la Navidad tiene orígenes paganos. Y Dios detesta que utilicen celebraciones paganas para adorarlo. Sólo basta con recordar qué pasó cuando los israelitas adoraron a un becerro, como los egipcios, pero adorando a Dios (Éxodo 32:4-10). Obviamente no puedo exponer todos los aspectos aquí, pero si deseas más detalles, no dudes en entrar en el especial de Navidad que escribí tiempo atrás haciendo clic aquí.

Lo cierto es que la Navidad es una mentira. Y Jehová Dios* quiere que lo adoremos con verdad. Jesús dijo: "Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque también el Padre tales adoradores busca que lo adoren. Dios es Espíritu, y los que lo adoran, en espíritu y en verdad es necesario que lo adoren." (Juan 4:23, 24, cursivas mías). Y como la Navidad es una mentira, no la celebro.

¿Ventajas de no celebrar la Navidad? Tengo la conciencia tranquila de que no hago algo que la Biblia nunca ha ordenado hacer. Dios sabe que la Navidad es una mentira... y recuerda que Dios detesta a los mentirosos (Éxodo 20:16; Apocalipsis 21:8). Yo deseo adorar a Dios con verdad, y si celebrara Navidad me estaría contradiciendo. Esa es la mayor razón por la que no celebro nada el 25 de diciembre.

¿Te diste cuenta que tiene sus ventajas no celebrar la Navidad? Claro, te evitas el consumismo, las locuras y la algarabía propia de estas fechas. No te endeudas innecesariamente y, por sobre todos, adorarás a Dios con verdad, que es lo más importante. ¿No?

"Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la VERDAD" (1 Timoteo 2:3, 4)