viernes, 30 de diciembre de 2011

160. Estrena la cara 2012 de Donde Panchito

Estoy muy feliz porque este año 2011 ha sido el regreso triunfal de Donde Panchito, luego de un 2010 espantoso. ¿Qué se viene para el otro año? Averígualo aquí
Así de feliz estoy :D
Seguramente al entrar a mi blog, te habrás dado cuenta de que han habido algunos cambios. ¿Sabes qué? Pareciera ser que sí... de hecho: así lo es. Esta es la nueva cara que tendrá mi blog durante el año 2012, una plantilla más colorida, pero igual de sencilla que sus antecesores. ¿Qué tal?

Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.
Disculpen la calidad de la foto... es que es tarde y me da lata modificarla :D
Me interesa mucho saber tu opinión sobre la nueva plantilla. ¿Te gustó? ¿No fue de tu agrado? Házmelo saber, porque puedo hacerle algunas modificaciones, dejándome un comentario en este artículo. Además, se habilitó una nueva encuesta que es justamente relativa a este nuevo aspecto de Donde Panchito. Puedes dejar tu voto :)

Y para este año 2012, que prontamente se iniciará, se vienen nuevos artículos y secciones para deleite de quienes visitan este pequeño lugar. Sin ustedes, Donde Panchito no tendría sentido. Aprovecho de darles las infinitas gracias a cada uno de los 92.000 visitantes que han llegado aquí desde que creé este lugar, hace ya más de 5 años. Pero, en especial, a mis compañeros de trabajo, mis amigos del barrio y de la congregación a la cual asisto y, por sobre todo, a la fan N°1 de mi blog: Yass, quien desde hace un tiempo hacia acá ha dejado su huella con sus comentarios sí sí, ahora se hace llamar nana, pero es la misma Yass... le encanta que le escriba de forma tachada :D. Muchas gracias a todos.

Así me despido de ustedes, esperando verlos nuevamente dentro de poco en este rinconcillo de internet. ¿Donde? Donde Panchito pues :D
_____________________________________________

Estoy en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+ y en Twitter. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

martes, 27 de diciembre de 2011

159. ¿Qué son 10 pesos?

Experiencias con choferes tengo muchas. He aquí otra más, pero mientras escribía pensaba que este blog es muy negativo; escribo puros sucesos malos que me pasan, así que ahora escribiré cosas más positivas :D
Diez pesos
Hace mucho tiempo atrás, serán más de 4 años, utilizaba la tarjeta nacional del estudiante, pase para transportarme en micro por la ciudad y pagando solamente la tercera parte de la tarifa adulta. Obviamente, en ese entonces estudiaba en la universidad y por ello tenía pleno derecho a usarlo. Un día fui a clases y, de vuelta, pasé al Mall a hacer algunas compras. Estaba esperando una micro de vuelta a casa cuando, de pronto, aparece al fondo de la autopista una micro de la línea 42, Mini buses Hualpencillo. "Esta me sirve, espero que no venga tan llena", pensé.

Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.
Una micro de la mencionada línea
ACTUALIZACIÓN 28.12.11: DEBIDO A MALINTERPRETACIONES, DEJO BIEN EN CLARO
QUE ESTA FOTO ES REFERENCIAL, Y NO ES LA MICRO NI EL CHOFER ALUDIDOS 
EN ESTE ARTÍCULO.
Sin embargo, no era cualquier micro. Justo me tocó una micro cuyo chofer es un gruñón por donde se le mire. Son de esas personas que trabajan sólo para mantenerse a ellos mismos y a sus familias y no disfrutan su trabajo. Deberían aprender de mí que disfruto mucho de mi trabajo cuando algunos clientes me insultan o me faltan el respeto con sus insolencias e incluso recibo algunos golpes con muletas paso las cosas por la caja y me tratan amablemente, ganándome mis pesitos. Ya, pero volviendo a la historia, la cosa es que este chofer no tiene buena fama. De hecho, cuando trabajaba como cartero, entregaba las cartas en las oficinas de la línea de micros anteriormente mencionada. Justo iba a poner un reclamo contra aquel chofer, y en esas oficinas me dijeron: "Ah, pero si ya tenemos muchos reclamos en contra de él... es un verdadero animalito al volante" shuuu que lo quieren en la empresa... quizás que cosas hablan de mí a mis espaldas en la pega... ups!

En ese entonces, para cuando abordé la susodicha micro, el pasaje escolar costaba $140. Contaba con $150, por lo que debía recibir los $10 de vuelto (no se olviden de ese detalle, porque en torno a eso gira mi historia). Al subir, le entrego mis $150, mostrándole el pase. La cara que me puso me hizo intuir que ese viaje no iba a ser muy placentero. Se suscitó el siguiente diálogo:

Chofer: - al recibir los $150 - Ya ya, pasa para atrás rapidito...
Yo: ¿Qué se cree este tipo? ¿Cómo que pasa para atrás? Deme mi vuelto por favor.
Chofer: ¿Y qué tanto alegai por $10, si esos $10 no son nada? Mah encima pagai menos...
Yo: No sé yo, pero yo no me moveré de aquí hasta que me pase mi vuelto como corresponde.

Furioso, el chofer saca del fondo de su gaveta dos monedas de $5 y me las entrega con tanta fuerza que una de las monedas casi me quedó marcada en mi mano. "Ya, ¿feliz? Ahora muévete" me respondió.

Exija su boleto
A esas alturas, la fila que había para ingresar a la micro era de proporciones. En eso, veo pegado en el bus un letrero que decía lo siguiente: "Señor pasajero: por favor exija su boleto por el valor cancelado". Luego de leerlo pensé: "Ah, no. Este señor no me va a joder", y le dije:

Yo: ¿Y mi boleto?
Chofer: ¿Y más encima querí un boleto?
Yo: Yo no tengo por qué decirle a usted cómo debe hacer su trabajo. Sabe muy bien que debe entregarme un boleto por el pasaje cancelado.

Amablemente el chofer agarra el rollo completo de boletos escolares y me lo tira al cuerpo. Siendo sincero, tuve muchas ganas de darle un buen "tate quieto" para que aprendiera a ser más respetuoso. Sin embargo, me tranquilicé y le dije: "No no, sólo necesito un boleto. Muchas gracias". Y luego de sacar mi boleto, me senté. Mientras viajaba hacia mi casa, el chofer no paraba de mirarme por el espejo retrovisor. Al llegar a mi paradero, me bajé por la puerta trasera, casi cayéndome de la micro porque el muy gentil chofer partió sin esperar a que me bajara.

Quedé muy molesto, sin embargo, al llegar a casa se me pasó al tiro al ver a mi gatito, en ese entonces Jerónimo, y me puse a jugar con él un rato. Lo que no sabía, es que una semana después, se iba a dar vuelta la tortilla qué tienen que ver las tortillas con las micros... no digo yo...

$140 pesos
Inmediatamente una semana después, curiosamente a la misma hora, estaba esperando nuevamente micro en el Mall para devolverme a casa ahhh!! Ahora entiendo, lo de las tortillas era un dicho... burp! me demoré un montón en entenderlo XD. Y, grande fue mi sorpresa al ver la misma micro llegando al paradero. Lo distinto en esta ocasión es que tenía los $140 justo, en una moneda de $100 y cuatro de $10. En millonésimas de segundo qué rapidez para pensar se me ocurrió hacer algo muy chistoso, pero que tenía sus riesgos, considerando que el chofer no era de los más simpáticos.

Procedí a subirme a la micro y, sin decir nada pasé rápidamente sólo $130, $10 menos que el pasaje que correspondía, y me fui a sentar. No pasaron ni qué te digo... ni 0.00000000001 segundos cuando el chofer grita: "Qué te creí $%$@#¬&\%@ (hemos omitido las palabras ofensivas para no causar malestar entre los lectores) que me tai robando". Me devolví y le dije: "¿Te acuerdas de mí?". Su rostro se desfiguró, seguramente porque recordó que hacía una semana había subido y bajado a un estudiante porque exigía su vuelto... y ahora... ¡Plop! Aquel estudiante había vuelto y lo había encarado...

No atinó a decir nada. Yo le dije: "Pero, ¿qué son $10 pesos señor chofer, si no valen nada?, así que como usted no me quería dar mi vuelto, yo tampoco le daré los $10 que faltan, permiso", y me fui a sentar. Mientras viajaba, para variar, me miraba por el espejo retrovisor. Al llegar a mi paradero, toqué el timbre, pero no se detuvo. Me gritó: "Ven a bajarte aquí adelante".

En ese momento me asusté: me las había dado de choro y ahora... Ups! Fui por lana, y parece que iba a salir trasquilado... ¿otro dicho? ¿como el de las tortillas? ayyy no entiendo :( Llegué adelante, esperando que me subiera y bajara con groserías, pero mi sorpresa fue mayúscula al escuchar decir de él: "¿Sabes? Tienes razón. Diez pesos son diez pesos, y no debí de haberte tratado mal por exigir algo totalmente válido. Ruego que me disculpe". Yo, aun impactado, le respondí: "No se preocupe, de todas formas, aquí tiene sus $10 que le debía". El chofer me dio el boleto, un apretón de manos, y me bajé.

Aun cuando ya no reacciono de esa forma cuando no me dan vuelto o por otras cosas, siempre recuerdo con cierto grado de risa lo sucedido hace más de cuatro años. Y ahora con el chofer no hay problemas: me subo a la micro, pago mi pasaje, me da mi boleto y... ¡a disfrutar del viaje!

Anda a pagar un pasaje escolar con este billete porque te sacan la mugre XD

_____________________________________________

Estoy en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+ y en Twitter. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

jueves, 15 de diciembre de 2011

158. Las ventajas de no celebrar Navidad

Navidad, Navidad... todos la celebran... todos la "disfrutan"... ¿Todos? No, todos no. Yo no la celebro. ¿Quieres saber por qué? Pues aquí lo sabrás
Navidad, Navidad, ajetreada Navidad...
Antes de comenzar: respeto a todas las personas que por diferentes circunstancias desean celebrar esta festividad el próximo 25 de diciembre. Pero así como yo respeto a quienes la celebran, también pido que respeten mi posición de no celebrarla, por las razones que expondré en este artículo. Ahora comienza mi artículo.

Diciembre... se acaba el año. ¡Cómo pasa el tiempo! Siento que este año se ha pasado volando. Y así como el 2011 se fue volando, mucha gente este mes anda, literalmente, volando contra el tiempo, porque se les viene una fecha muy importante. ¿Cuál? La Navidad. El 25 de diciembre se celebra en todo el mundo el nacimiento de Jesús, quien dio su vida por todos nosotros. Pero, si tú eres una de esas personas que vienes leyendo mi blog de hace tiempo, sabrás que por allá por el año 2009 escribí un artículo indicando que no celebraba la Navidad.

Ahora bien, no habrá quien me tilde de fome por no celebrar alegremente aquel acontecimiento, y que soy un amargado por no hacer regalos. Por eso, cabe preguntarse: ¿Habrá alguna ventaja el no participar en la Navidad? "Pero, ¿estás loco? - quizás pienses - ¿Cómo piensas no celebrar la Navidad?". Estimado lector: ponte cómodo. Déjame explicarte las razones por las cuales no celebro nada el 25 de diciembre.

1. El ajetreo de fin de año
Apúrense que los regalos se acaban... ¡Esperen! ¿No que los regalos
los trae Papá Noel? ¬¬
Yo, como cajero, puedo dar fe de que en diciembre todos andan vueltos locos por los regalos de navidad. Claro, no es necesario ser cajero para darse cuenta que, después del 15, los locales comerciales rebosan de gente desesperada por comprar regalos. A eso hay que sumarle la presión del sistema para que compres regalos a todos los familiares: papás, hijos, cónyuges, nietos, abuelos, suegros jajaja ¿alguien le hace regalos a los suegros? :P ... e incluso a los primos en 1er, 2do, 3er, ............... 9no y 10mo grado. ¡¡Todos quieren aunque sea un regalito pequeño!! Todo esto comienza a afectar la tranquilidad de las personas, y por eso puedes darte cuenta que en el centro andan todos alterados. Todos conducen a la ofensiva, todos insultan a medio mundo díganmelo a mí que soy cajero y eso afecta la salud a la larga, ¿no? 

¿Ventajas de no celebrar Navidad? Muchas: no tengo la presión de comprar regalos por obligación. ¿Qué es mejor? ¿Que te regalen algo simplemente porque es una fecha donde todos lo hacen? ¿No es mejor recibir un regalo porque quien te lo hizo le NACIÓ hacerlo? ¡Ah! Y lo mejor es que diciembre para mí es un mes tranquilo, sin el stress propio de estas festividades. ¿Qué mejor?

2. Los enormes gastos para celebrar Navidad
Carrito lleno... billetera llorando :P
En el supermercado donde trabajo, las filas son interminables para comprar comida, bebidas, cervezas y cuanto haya en las góndolas para celebrar como Dios manda. Sin mentir, he visto gente comprando hasta 200 mil pesos sólo en comida. ¡Por la chita que sale caro celebrar como Dios manda! 

Y eso que no he mencionado que mucha gente compra a cuotas... ¡¡Incluso hasta en 24 meses!! O sea, no llegas a la mitad de la deuda pagada de la navidad pasada cuando debes pensar en la siguiente navidad que ya se viene encima.

Claro, no puedo meter a todos en el mismo saco. No todo el mundo gasta exorbitantes cifras de dinero en comprar cosas para año nuevo. Pero hagamos una suposición. Pongamos por ejemplo que yo estoy casado y, junto con mi esposa y mis dos hijos, decidimos este año celebrar navidad. ¿Cuánto nos saldría? Veamos.
  • Árbol de Navidad: $50.000
  • Adornos para el árbol: $15.000
  • Regalos de Navidad (promedio): $50.000
  • Luces para adornar el exterior de la casa: $8.000
  • Alimentos varios para comer en Navidad: $100.000
  • Cuenta de la luz: $40.000
  • TOTAL: $263.000
En promedio (insisto, sólo un promedio), podríamos gastar fácilmente $263.000 sólo en Navidad, sin contar para Año Nuevo, que es sólo 7 días después. ¿Qué bolsillo podría aguantar fácilmente tamaña suma de dinero? Por eso, muchos se endeudan como indiqué anteriormente. Y, al hacerlo, pues pagan más por los intereses. O sea, que si pago los $263.000 a 12 cuotas, con los intereses fácilmente podría llegar a los $300.000 o incluso más.

¿Ventajas de no celebrar la Navidad? A simple vista, no derrocho mi plata en luces y árboles que sólo usaría una vez al año. Con los gastos anteriormente mencionados podría comprar 263 kilos de pan, lo suficiente para alimentar a una familia por 4 ó 5 meses. ¿Y qué me dice de comprar 439 litros de leche? ¿O 659 paquetes de fideos? ¿Y qué tal mejor 188 litros de aceite? Sólo son comparaciones.

No tengo la presión de gastar y gastar y endeudarme más allá de lo que mis circunstancias me permitan pagar a futuro. Muchas personas terminan en depresión al ver la muralla de deudas que se le vienen encima. Esa es una ventaja que me alegra la existencia.

Claro, muchos me dirán que gastar impulsivamente, endeudarse hasta el cogote y andar estresado y alterado no sólo ocurre en Navidad. Y es verdad, quizás la Navidad no sea el motivo exclusivo para tener esos comportamientos. Pero la tercera razón por la cual NO celebro la Navidad tiene que ver con una palabra que mucha gente usa, pero poca entiende. La palabra es MENTIRA.

3. ¿De verdad nació Jesús un 25 de diciembre?
¿Pastoreando afuera en invierno? :S

Pasemos a otro aspecto. Hablemos desde el punto de vista cristiano. ¿Será verdad que Jesús nació un 25 de diciembre? Veamos algunas de pruebas y veamos qué dice la Biblia al respecto.

Seguramente conoces el relato en que habían pastores con sus ovejitas cuando aparecieron los ángeles anunciando el nacimiento de Jesús. Lucas 2:8-11 indica que estaban justamente afuera, en el campo, de noche, cuando ocurrió este acontecimiento. Usemos la lógica. ¿por qué habrían de estar los pastores con sus ovejas en el campo, afuera, en pleno invierno? Recordemos que Belén está en el hemisferio norte y, por lo tanto, allá es invierno mientras que acá en Chile es verano. Y en Belén sí que nieva en invierno. Claramente no es lógico.

Otra prueba: El relato de Lucas nos indica que, para el nacimiento de Jesús, Augusto César, emperador del Imperio Romano, había decretado un censo en sus fronteras (Lucas 2:1-4) No sería lógico pensar que Augusto haya hecho este censo en el invierno, conociendo a los judíos, que no apoyaban de buena gana el gobierno Romano.

Las Saturnales: tiempo de jarana
Otros datos: The Encyclopedia Americana explica: "La razón para establecer el 25 de diciembre como la Navidad no está muy clara, pero por lo general se sostiene que se escogió el día porque correspondía con las fiestas paganas que se celebraban alrededor del tiempo del solsticio de invierno, cuando los días empiezan a alargarse, para celebrar el 'renacimiento del Sol'. [...] Las saturnales romanas (una fiesta dedicada a Saturno, el dios de la agricultura, y al poder renovado del Sol), también tenían lugar en este tiempo, y se cree que algunas costumbres navideñas tengan sus raíces en esta antigua celebración pagana".

Curiosamente la Navidad tiene orígenes paganos. Y Dios detesta que utilicen celebraciones paganas para adorarlo. Sólo basta con recordar qué pasó cuando los israelitas adoraron a un becerro, como los egipcios, pero adorando a Dios (Éxodo 32:4-10). Obviamente no puedo exponer todos los aspectos aquí, pero si deseas más detalles, no dudes en entrar en el especial de Navidad que escribí tiempo atrás haciendo clic aquí.

Lo cierto es que la Navidad es una mentira. Y Jehová Dios* quiere que lo adoremos con verdad. Jesús dijo: "Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque también el Padre tales adoradores busca que lo adoren. Dios es Espíritu, y los que lo adoran, en espíritu y en verdad es necesario que lo adoren." (Juan 4:23, 24, cursivas mías). Y como la Navidad es una mentira, no la celebro.

¿Ventajas de no celebrar la Navidad? Tengo la conciencia tranquila de que no hago algo que la Biblia nunca ha ordenado hacer. Dios sabe que la Navidad es una mentira... y recuerda que Dios detesta a los mentirosos (Éxodo 20:16; Apocalipsis 21:8). Yo deseo adorar a Dios con verdad, y si celebrara Navidad me estaría contradiciendo. Esa es la mayor razón por la que no celebro nada el 25 de diciembre.

¿Te diste cuenta que tiene sus ventajas no celebrar la Navidad? Claro, te evitas el consumismo, las locuras y la algarabía propia de estas fechas. No te endeudas innecesariamente y, por sobre todos, adorarás a Dios con verdad, que es lo más importante. ¿No?

"Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la VERDAD" (1 Timoteo 2:3, 4)

sábado, 3 de diciembre de 2011

157. Experiencias de un simple cajero 2

Mientras siga trabajando como cajero en un supermercado las experiencias nunca faltarán. Entra en este artículo y verás que ser cajero es para pasarlo... ¿bien? :P
Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará. Ya les había comentado que ser un cajero no es tarea fácil. Debemos recordar que ser cajero no solamente implica manejar una caja, pasar productos y dar vuelto. También involucra la atención al cliente y tener mucha, pero mucha paciencia, porque aunque uno quiera tratar bien a los clientes, hay algunos que de verdad sacan de quicio. Pero, ¿saben? Aun así me encanta mi trabajo. Y a pesar de que pareciera ser que me quejo de lo que me pasa en la pega, no es así. Sólo cuento lo que me sucede, que son cosas curiosas y chistosas que de ves en cuando pasan en la caja. ¿Veamos otras experiencias que me han pasado en mi trabajo?

"¿Acaso estai sordo?"

Quizás para ustedes el día 28 de julio de 2010 no signifique mucho. Debió de haber sido un día más de actividades normales... o quizás no. Podría caber la mínima posibilidad de que justo ese día te casaste, o te fuiste de vacaciones, o te pidieron pololeo, o te sacaste un siete en la asignatura más complicada, ¿qué se yo? Lo cierto es que, para mí, ese día fue mi primer día de trabajo como cajero. Estaba muy nervioso y temía que lo hiciera mal.

Llevaba una hora atendiendo en la caja número 13 cuando pasa una tipa (sí, una tipa, no tiene otra calificación) y yo le digo: "Buenos días, ¿boleta o factura?". Y ella me responde balbuseando: "asdjhbd". si hombre, no leíste mal ni me equivoqué al escribirlo, así respondió ella Yo quedé plop! unos segundos y le pregunté: "¿Cómo?". Y ella, alterada, me responde: "¡¡Boleta, ¿qué acaso estai sordo?!!". Me puse rojo y la cajera que me enseñaba sólo atinó a decirme que pasara los productos no más. Esa fue la bienvenida que me dieron los clientes a mi nuevo trabajo. Genial. ¿no? ¬.¬

"Pase por aquí señora"

En uno de esos días en que me dejaron en la linda caja express, habían filas interminables. Yo feliz, porque hasta el momento todos habían respetado el máximo de 10 unidades que permite esa caja. Además, si veía un carro en la fila, le avisaba que era caja express y, comprendiendo lo que les decía, se cambiaban de caja.

Sin embargo, no falta el cliente choro que cree que porque compra allí tiene el derecho de hacer lo que se le place en el supermercado. Instaló su carro repleto de productos en la fila de mi caja express. Le indiqué que debía cambiarse de fila, a lo cual me respondió muy amablemente: "Voh hu... dedícate a tu pega no más". Lamentablemente, lo que no sabía este individuo es que, si él se creía choro, yo lo soy más :P

Al ver que no se quitaba de la fila, le repetí que se cambiara a otra caja, de lo contrario no lo atendería. Este  señor a punta de groserías me dijo que no lo haría porque estaba comprando en el supermercado (media novedad, como si no supiera que andaba comprando pos... de veras que uno va al súper a lavar ropa... ufff!!!). Finalmente, llegó con su carro a la caja y comenzó a poner las cosas en la huincha transportadora.

Terminé de atender a la señora que venía inmediatamente antes de él y, luego de darle su vuelto, apoyé mis codos en mi gaveta y lo miré durante algunos segundos. El señor se dio cuenta que lo miraba y me dijo: "¿Qué mirai? Pasa las cosas mejor". "Caballero, buenas tardes - le respondí -. Yo le dije que no lo iba a atender, porque es caja express". Él siguió poniendo sus productos como si nada. Entonces se me ocurrió una genial idea. Pensé: "En esta caja el que manda es el cajero, por lo que, si no me hace caso,  no lo atiendo. Mejor continúo con la fila y hago como si él no existiera". Le dije a la señora que venía después del caballero que rodeara el carro y pasara su kilito de pan para que lo pagara. "Pase por aquí señora" fue como se lo dije. También le indiqué al resto de la fila, que sí respetaba la caja express, que rodearan al caballero con su carro por el borde, y los atendería.

Todo iba muy bien. De pronto el caballero se dio cuenta que estaba haciendo el soberano ridículo. Se despailó, y por fin razonó que estaba equivocado. Así que, de mala gana, agarró sus productos y se cambió de fila. Pero esto no termina aquí.

Al llegar a la caja de al lado, comenzó a hablar pestes de mí, porque según él, lo discriminé. Intentó subirme y bajarme con palabrotas pero justo estaba una supervisora que era más chora que él y, luego de decirle unas cuantas cosas, con respeto, el caballero calladito compró y se fue.

Ahhhhh... ¡¡Me encanta la caja express!! Soy el dueño absoluto de la caja... :D

"Deberían capacitar a las empaques"
Un problema que siempre ocurre donde trabajo, aparte de la falta de sencillo, es la falta de bolsas. Cuando la gente compra, por lo general piden bolsas dobles porque argumentan que necesitan las bolsas para el basurero del baño viajan mucho en micro y se pueden romper en el camino. Entonces, la bolsas duran menos que estornudo de gato... aunque recuerdo que una ves un joven le puso bolsas dobles a un sobrecito de queso rayado... cuek!

Pues ese día las bolsas escaseaban, y mi empaque estaba haciendo malabares para poder empacar las cosas de los clientes. En eso, una señora que pasaba por la caja del lado le roba unas bolsas a mi empaque. Ella le indica que las bolsas son para su caja, que si quiere bolsas le pida al empaque de su caja. La cosa comenzó a subir de tono cuando el esposo de la señora se metió en el tete. Cuando ya veía que los gritos aumentaban, me di vuelta y le dije a mi empaque: "Pero mujer, ya le explicaste a la señora que no puede sacarte tus bolsas porque las controlan en el supermercado. Si ella no quiere entender, no gastes saliva. Ya se lo dijiste y punto". Mi empaque respondió: "Pero es que igual da rabia pos". "Pero ya pasó, si ya le dijiste y punto", le respondí.

La señora dejó un reclamo en Servicio al Cliente indicando que deberían capacitar a los empaques para poder envolver los productos. En fin, la gente alega por todo, y no son comprensibles con los empaques que se sacan la mugre todo el día para ganarse unos pesitos.

Experiencias en el supermercado sobran, y otras más les contaré más adelante. Lo cierto es que, ya que mencioné el reclamo de la señora referente a capacitar empaques, lo que haré en un futuro cercano es fundar mi propia empresa. Una empresa que se dedique a la capacitación, pero no de empaques. Yo voy a capacitar a los clientes insoportables, para que dejen de ser insolentes con los cajeros y los empaques, para que entiendan que nosotros somos mandados por nuestros jefes, y que ellos aunque compren en mi supermercado, no tienen derecho a pasarnos a llevar. Apuesto a que podría reclutar a una buena cantidad de gente para capacitarla, ¿no lo creen ustedes? :D

¿Aun no has leído la primera parte de las experiencias? Haz clic aquí y léelas. La tercera parte tendrá buenas experiencias también. :)